Podrás decir, sin avergonzarte, que tienes un BMW con motor de tres cilindros.

Nadie puede negar que los tiempos están cambiando en BMW. A priori, decir que te has comprado un modelo del fabricante alemán con tracción delantera y motor de tres cilindros, no parece que sea un motivo para presumir, pero la verdad es que el X2 sDrive18i 2019 deja buen sabor de boca. 

Puede que los puristas se estén llevando las manos a la cabeza ante esta afirmación, si bien la mecánica turboalimentada, de 1,5 litros y 140 CV entre 4.600 y 6.500 vueltas, es tan refinada que pocos, muy pocos, podrían adivinar que es de arquitectura tricilíndrica si no contasen con esa información previa. 

Con los datos técnicos en la mano, las prestaciones dan para salir de la ciudad sin ningún tipo de problemas: 205 km/h y aceleración de 0 a 100 en 9,6 segundos. Todo, con un consumo mixto homologado de 5,6 litros cada 100 kilómetros, que se sitúa entre los 6,5 y 7,0 en conducción 'real' con el cambio manual de seis velocidades. 

Si quieres saber más de esta versión de acceso de gasolina, no tienes más que pinchar en la imagen. Por cierto, no te pierdas nuestro primer contacto y la videoprueba del X2, disponibles en estos dos enlaces.