¿Qué hace que una scrambler sea tan sencilla y atractiva? Tiene que transmitir aire retro y debe tener un cierto grado de capacidad todoterreno. Pero se podría argumentar que la mayoría de las scramblers modernas no son realmente scramblers, sino más bien motos desnudas que se disfrazan de máquinas todoterreno de una época pasada.

Deberíamos dejar este controvertido e incendiario tema para otro día. Porque ahora deberíamos centrarnos en la nueva Gryffin 450 de Janus Motorcycles. Una scrambler moderna, que se aleja de sus competidores directos, para acercarse a la esencia de esta categoría de motos.

Para los no iniciados, Janus es una marca muy especial porque es uno de los pocos fabricantes americanos que se centra en máquinas de pequeña cilindrada. Lo que la hace aún más especial es el hecho de que las motos de Janus combinan forma y funcionalidad y, como tales, son perfectas tanto como pieza central de tu colección como para rodar dentro y fuera de la carretera.

El Gryffin 450 presume de proporciones de enduro con una rueda delantera de 21 pulgadas

El Gryffin 450 presume de proporciones de enduro con una rueda delantera de 21 pulgadas

Cuando se trata de la Gryffin 450, la simplicidad es la clave. Como un guiño a las 'auténticas' scramblers de una época pasada, la moto es, al menos sobre el papel, todo lo que se puede pedir de una scrambler.

Es ligera, con un peso declarado de 150 kilos, y rueda sobre llantas de enduro de 21 pulgadas delante y 17 pulgadas detrás. En cuanto a las prestaciones, dispone de un motor de 445 cm3 de origen SWM. Con 30 CV de potencia, es una moto valiente aunque lenta sobre el asfalto, pero seguramente más que dispuesta a pisar a fondo la grava y la arena de los caminos.

En cuanto al diseño, la Janus Gryffin no sólo parece antigua. Está hecha con técnicas de fabricación que han pasado de generación en generación. Inspirada en las motos clásicas de los años 50 y 60, cuenta con guardabarros moldeados a mano. El escape también está formado y soldado a mano a partir de acero inoxidable, y el chasis y las horquillas de estilo cantilever también se fabrican de forma artesanal.

Está propulsado por un motor SWM de 445cc

Está propulsado por un motor SWM de 445cc

La pintura de la Gryffin es un trabajo cuidadoso, con gráficos pintados a mano y rayas, todo ello ofrecido en cientos de combinaciones para satisfacer incluso a los entusiastas más exigentes. Otros toques estilísticos pero prácticos incluyen una bolsa de cuero o lona, portaequipajes de estilo vintage y barras de protección.

Para redondear la calidad de la Gryffin 450, cuenta con un faro delantero de estilo retro, estriberas de motocross, múltiples opciones de neumáticos y un asiento para el pasajero, pensado para las raras ocasiones en las que se viaje en pareja a bordo de esta elegante máquina.

El Gryffin 450 es una obra de arte hecha a mano

El Gryffin 450 es una obra de arte hecha a mano

La nueva Janus Gryffin 450 es toda una Scrambler

La Janus Gryffin 450 es toda una scrambler

¿Cuánto te costará todo esto? Pues bien, Janus Motorcycles ha abierto las reservas de esta moto con un PVP de 13.495 dólares (12.540 euros al cambio), sin duda una gran cantidad de dinero para una scrambler 450, pero ciertamente justificable siendo una obra de arte, muy especial, que puedes conducir a diario.