Electrogenic, una empresa de tecnología de vehículos eléctricos con sede en el Reino Unido, ha presentado su último proyecto: convertir el icónico DeLorean DMC-12 en un vehículo totalmente eléctrico.

Esta transformación del célebre coche 'cinematográfico', famoso por su papel protagonista en la franquicia 'Regreso al futuro', supone un importante paso adelante en la misión de la empresa de 'rescatar' los coches clásicos para la era eléctrica.

Con sede en Oxford (Reino Unido), Electrogenic ha desarrollado un kit de conversión a vehículo eléctrico plug&play para el DeLorean. Este paquete meticulosamente diseñado ya está disponible a través de la red mundial de instaladores de Electrogenic, incluidos varios socios en Estados Unidos.

El kit de conversión se ha fabricado con la tecnología de propulsión de vehículos eléctricos patentada por la propia empresa y permite dar una segunda vida a coches icónicos, equipados originalmente con un motor de combustión.

Galería: Electrogenic Electric DeLorean

El kit cuenta con un paquete de baterías originales con una capacidad de 43 kWh, colocadas estratégicamente en el vehículo para mantener su estructura original. Estas baterías están instaladas en el maletero delantero y encima del motor trasero, utilizando el sistema de embalaje de baterías patentado por Electrogenic.

Este sistema garantiza la máxima densidad energética sin alterar el diseño icónico del coche. El proceso de conversión es totalmente reversible, preservando la autenticidad del coche.

El DeLorean actualizado cuenta con un motor que proporciona 215 CV de potencia y 310 Nm de par motor, junto con una caja de cambios y un transeje de relación fija, lo que da como resultado un impresionante par de 3.200 Nm a las ruedas traseras. Esta transformación hace que el DMC-12 pase de ser un coupé clásico a un deportivo de altas prestaciones, reduciendo el tiempo de aceleración de 0 a 100 km/h de más de 10 segundos (modelo original) a menos de 5 segundos.

Electrogenic Electric DeLorean

Electrogenic Electric DeLorean

Con una autonomía de más de 240 km en condiciones reales y la capacidad de carga rápida CCS en sólo una hora, el nuevo DeLorean no sólo es potente, sino también relativamente más práctico. Además, es compatible con la tecnología V2L, proporcionando 3kW de corriente alterna de 240V, y permitiéndole cargar otros dispositivos o incluso otro coche.

El DeLorean DMC-12, presentado originalmente en 1981 por la DeLorean Motor Company, se convirtió rápidamente en un símbolo del diseño futurista con sus puertas de ala de gaviota y su carrocería de acero inoxidable.

A pesar de su corta producción, el coche se consolidó en la historia del automóvil, en gran parte debido a su fama cinematográfica en "Regreso al futuro". El DMC-12 original estaba propulsado por un motor 2.9 V6 de 130 CV que, aunque robusto, a menudo era criticado por su escaso rendimiento.