Una de las cosas más interesantes de las motocicletas neo-retro de hoy en día es el hecho de que resultan perfectos lienzos en blanco para los expertos en personalización, que pueden 'dibujar' su propuesta con total libertad.

La serie XSR de Yamaha es el ejemplo perfecto, ya que la gama de modelos rinde homenaje a la icónica familia XS de la marca, a la vez que incorpora tecnología más moderna y un extra de potencia.

Yamaha apuesta fuerte por este concepto con su última creación, la XSR900 GP. Por sí sola, la moto recuerda a los días de gloria de la marca en el mundo de las carreras, imitando el estilo de la YZR500.

La última serie Yard Built de Yamaha utiliza la XSR900 GP como plataforma para una moto de carreras de inspiración retro que lleva los colores del 13 veces ganador de 500cc, Randy Mamola, y su YZR500 de 1987.

La Yamaha XSR900 GP Mamola es la perfección de las carreras retro

Yamaha Motor Europe mostró recientemente este proyecto en un vídeo publicado en su canal oficial de YouTube. Y aunque Yamaha la describe como una creación "sencilla", está claro que es cualquier cosa menos eso.

El vídeo muestra un trabajo artesanal muy profesional en lo que parecen unas instalaciones dedicadas a la fabricación de vehículos de dos ruedas personalizados. Se muestra una impresión artística del producto acabado, seguida de los técnicos ensamblando cuidadosamente la carrocería de la moto y colocando la decoración inspirada en Mamola.

La marca Faster Sons de Yamaha ocupa un lugar destacado en la decoración de la moto, sustituyendo el logotipo de Lucky Strike de la moto original de Mamola. La marca Faster Sons ha estado asociada a la gama de modelos XSR prácticamente desde el principio y, según Yamaha, rinde homenaje a la rica herencia de competición de la marca, al tiempo que se centra en la tecnología y las prestaciones orientadas al futuro.

La Yamaha XSR900 GP Mamola es la perfección de las carreras retro

Y es cierto, entre la cosecha de motos retro-modernas, la XSR900 se erige como una de las más orientadas a las prestaciones de su categoría.

La réplica Yamaha XSR900 GP es una interpretación moderna de la icónica moto de carreras de Mamola, incluso más que si Yamaha hubiera optado por utilizar la YZF-R1, principalmente orientada a la competición. También es un tributo apropiado. Uno que, al menos en nuestra opinión, está muy bien ejecutado y nos muestra lo versátil y personalizable que puede ser la XSR900.