Dentro de poco tiempo, los clientes de Ferrari tendrán que llevar su propio sistema de navegación por satélite, ya que el fabricante de automóviles italiano considera que el smartphone es la mejor herramienta para navegar. De hecho, planea eliminar por completo el GPS, como por ejemplo en los Purosangue y 12Cilindri.

Según la publicación Drive, Emanuele Carando, jefe de Marketing de Producto de Ferrari, ha dicho que el sistema 'mirroring' del teléfono es "la forma de guiado más actualizada y más fácilde usar", por lo que un navegador integrado es algo redundante y hasta obsoleto.

Ferrari sabe que sus propietarios no suelen utilizar el coche para desplazarse a diario, por lo que han pensado en no exigirles que aprendan a utilizar un sistema de navegación específico que rara vez utilizarán.

Hoy en día, la mayoría de la gente en todo el mundo tiene un smartphone, no sólo los propietarios de Ferrari, y es "la cosa más útil que se puede utilizar en un coche", según Carando.

Ferrari parece estar adoptando el mismo enfoque que, por ejemplo, el importador Astara en España, con los modelos Subaru y SsangYong. Es más, la argumentación es similar, al defender el uso del smartphone como método de navegación.  

Hace aproximadamente una década que disponemos de Apple CarPlay y Android Auto y ambos protocolos se han afianzado como imprescindibles en casi todos los coches de hoy en día.

Es más, marcas como Renault, Volvo o Polestar disponen de navegadores basados en Google, de tal forma que los usuarios pueden emplear aplicaciones como Google Maps, que es la que se usa mayoritariamente en los smartphones. 

¿Qué te parece esta controvertida decisión de Ferrari? ¿La ves acertada y lógica, o consideras que es un ahorro de costes inadmisible para una marca de máximo lujo? Estamos deseando que nos dejes tu opinión en nuestros perfiles de redes sociales.