Isotta Fraschini, la aristocrática marca italiana que tuvo su apogeo en la década de 1920, vuelve a la alta velocidad. Cualquiera que haya leído la lista de inscritos para las 24 Horas de Le Mans de 2024 encontrará un prototipo llamado Isotta Fraschini Tipo 6 LMH-C. ¿Qué es eso de que un nombre del pasado resurge en una carrera donde la tecnología manda?

La Isotta Fraschini original fue fundada en Milán en 1900 por Cesare Isotta y los hermanos Antonio, Oreste y Vincenzo Fraschini. Al principio era una concesión y taller de automóviles, pero pronto empezó a fabricar sus propios coches deportivos y de carreras.

También fabricaba camiones y motores de aviación, pero se hizo un nombre como constructor de coches de gran lujo, especialmente el Tipo 8. En Estados Unidos, era el coche de la superestrella del cine mudo Rodolfo Valentino. 

La empresa italiana sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, pero no duró mucho después. En 1949, cuando llegó a un acuerdo con la Fábrica Nacional de Motores para producir camiones en Brasil, Isotta Fraschini ya estaba en quiebra. Después de ensamblar unas pocas unidades, FNM tuvo que recurrir a Alfa Romeo para mantener la producción, pero esa es otra historia.

Intentos de regreso

Desde la desaparición de la marca Isotta Fraschini original, ha habido algunos intentos de revivir la marca. En los años 90, el nombre se utilizó en un coupé y un descapotable con motores Audi V8 y W12, pero sólo se fabricaron unos pocos prototipos.

En 2018, fue el turno de los empresarios de Milán para formar una nueva Isotta Fraschini Milano Fabbrica Automobili, con la idea inicial de producir un sedán eléctrico de ultra lujo. Sin embargo, tras un cambio de propietarios, decidieron que el debut de la marca sería con un hiperdeportivo para competir en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA (WEC).

El proyecto corrió a cargo de Michelotto Automobili, que cuenta con un buen historial en circuitos y rallies que se remonta a los años 70 y ya ha colaborado en la adaptación de varios Ferrari de calle para su uso en competición. Su aerodinámica fue desarrollada por Williams Grand Prix Engineering (que ahora está en la Fórmula 1 a través del equipo Williams Racing).

Competición

A principios de 2023, el nuevo Isotta Fraschini presentó en el Automóvil Club de Milán el Tipo 6 LMH Competizione, un 'hypercar' híbrido con tracción total. El eje delantero lleva un motor eléctrico de 272 CV alimentado por una batería de iones de litio de 900 V. Detrás del conductor hay un motor de gasolina V6 de 3 litros con un solo turbo; según el reglamento del WEC, su potencia está limitada a 707 CV. Con un monocasco de fibra de carbono, el coche pesa sólo 1.030 kilos. lo que asegura una relación peso/potencia de 1,05 kg/CV.

El motor V6 fue desarrollado en Alemania por HWA Engineering, siglas de Hans-Werner Aufrecht. Este veterano carrocero no sólo es el presidente de la empresa, sino también la letra "A" del acrónimo AMG (la empresa fundada por Aufrecht en 1967 y vendida a Mercedes-Benz en 1999). El motor eléctrico también lo suministra HWA.

La caja de cambios secuencial de siete velocidades y el diferencial son suministrados por Xtra, el fabricante de todos los conjuntos de transmisión utilizados en la Nascar, entre otras categorías. La suspensión es de doble horquilla y los discos de freno son, obviamente, de fibra de carbono, con pinzas de seis pistones delante y cuatro detrás. La idea es vender el prototipo a equipos de resistencia y a cualquiera que tenga dinero suficiente para correr con un Isotta Fraschini.

El coche debutó en el Campeonato del Mundo de Resistencia en marzo de 2024, con el trío de pilotos formado por Jean-Karl Vernay (francés de 36 años) y los jóvenes Carl Bennett (tailandés de 19 años) y Antonio Serravalle (canadiense de 22 años). En la carrera de 1.812 Km de Qatar, Isotta tuvo que abandonar por problemas en la suspensión delantera, terminando 17º de los 19 competidores de la categoría Hypercar.

En abril, en las 6 Horas de Imola, llegó hasta el banderazo final, pero también acabó 17º. En mayo, fue 15º en las 6 Horas de Spa-Francorchamps. Después de Le Mans, el Type 6 debe llegar a Interlagos para las 6 Horas de São Paulo, el 14 de julio.

Pista

Para aquellos que aún no estén satisfechos con el Tipo 6 Competizione, existe la versión Track, también para uso en circuitos pero sin las limitaciones BoP (Balance of Performance) de la FIA, que intenta mantener cierta paridad entre los diferentes coches que compiten en el WEC ajustando límites y parámetros como la potencia, el peso, la gestión del motor y la aerodinámica.

Como resultado, la relación peso/potencia es de 0,98 kg/CV y el coche puede pasar de 0 a 200 km/h en 4,5 s. ¿Quieres ser el rey de los track days? El Tipo 6 Pista es tu coche. La producción se limitará a 25 unidades.

Strada

Isotta Fraschini también ha mostrado el Tipo 6 Strada que, como su nombre indica, está homologado para su uso en carretera. En la presentación, el hypercar realizó el trayecto entre Milán y Sanremo a través de estrechas calles urbanas, tráfico denso y 260 kilómetros de carretera.

Es básicamente la versión Competizione, pero con algunos cambios para homologarlo para su uso en vías públicas. Se ha aumentado la distancia libre al suelo y hay menos apéndices aerodinámicos; el más notable es la ausencia del enorme alerón trasero. El depósito es ligeramente mayor (100 litros frente a los 90 de la versión Competizione) y las llantas son de 19 pulgadas delante y 20, detrás (en los Competizione y Pista, las cuatro son de 18 pulgadas). La iluminación, full LED, está pensada para circular por la calle y, por supuesto, hay espacio para instalar placas de matrícula.

Por lo demás, el coche es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos o de 0 a 200 km/h en 6 segundos, con una velocidad máxima de unos 370 km/h. El interior es el típico de un prototipo de carreras: un solo asiento (poco confortable), un volante de carreras con innumerables botones para ajustes y controles, sin aparatos electrónicos ni centro multimedia. Uno de los pocos 'lujos' es una cámara de visión trasera, ya que no hay ventanilla posterior. Cabe destacar que el Tipo 6 mide 5 metros de largo por 2 de ancho: no debe ser muy fácil de conducir por la 'jungla urbana' italiana.

La producción total de esta versión de calle será de 12 coches, cada uno de los cuales costará 3,2 millones de euros. Ese es el precio de utilizar un hypercar de las 24 Horas de Le Mans en las calles y ser el centro de atención allá donde vaya.