Ya sabes que Mansory es conocido por sus extravagantes conversiones de automóviles de alta gama, que suelen generar bastante polémica. Ahora, el especialista en tuning ha tomado el Rolls-Royce Spectre, ya de por sí muy exclusivo, y lo ha remodelado ampliamente a su estilo.

El frontal se ha rediseñado y ahora presenta un splitter integrado, además de faldones laterales acabados en fibra de carbono a la vista. La parrilla ennegrecida puede iluminarse en el color deseado con sólo pulsar un botón, creando un sutil o un fuerte contraste en función del elegido. El capó de carbono ultraligero y las luces diurnas LED completan los cambios en esta parte del coupé eléctrico.

Galería: Mansory Rolls-Royce Spectre 2024

En los laterales del Spectre hay taloneras específicas, también en fibra de carbono visible oscura. Las salidas de aire en las aletas, hechas igualmente de ese material ligero, y los tiradores de las puertas pintados en negro completan las modificaciones (luego hablaremos de las llantas) para dar al coche un aspecto más bajo y deportivo. 

Para reducir las fuerzas de sustentación sobre el eje trasero, los técnicos de Mansory han instalado un spoiler en el portón y un difusor adaptado aerodinámicamente. Ambos componentes también están fabricados en fibra de carbono visible y, junto con los contornos de los pilotos, también de ese material, marcan los cambios en la zaga.

Bajo pedido, el difusor puede suministrarse con una luz de freno central. Prácticamente todas las piezas de la carrocería se han sustituido por fibra de carbono ligera y de alta resistencia, lo que debería ayudar a reducir algo el enorme peso en vacío de 2.975 kilos.

Mansory Rolls-Royce Spectre (2024)

Hay disponibles dos juegos de llantas de aluminio forjado y pulido, especialmente diseñadas para la elevada masa del Spectre. El juego de 23 pulgadas va con neumáticos delanteros 255/40 R23 delante y traseros 295/35 R23. También hay disponibles otras de 24 pulgadas con ruedas 295/30 R24. Ambos están equipados con tapacubos fijos, es decir, no giratorios, con logotipos Mansory. 

En el interior, este especialista apuesta por materiales nobles, con un volante deportivo de cuero y carbono e incrustaciones de fibra de carbono. Los paneles de las puertas y el salpicadero equipados con LED, así como los pedales de carbono y las alfombrillas de pelo completan las mejoras.

Mansory no ha especificado el precio de todos estos componentes, pero sí sabemos que el Spectre cuesta alrededor de 400.000 euros. ¿Tú cambiarías el aspecto del coupé eléctrico de serie con esta propuesta?