En los últimos años se han puesto de moda los tiradores de puerta que se repliegan y despliegan como por arte de magia. Si eres testigo de esta coreografía, tienes que admitir que queda realmente genial. Sin embargo, estas manillas tienen sus trampas, sobre las que ahora advierte el organismo ADAC.

Tesla las ha empezado a utilizar en la producción a gran escala y fabricantes como Mercedes-Benz y BMW, así como otros muchos con coches eléctricos, también han seguido ese camino. Algunas manillas pueden desplegarse manualmente presionando sobre la parte más adelantada, pero muchas se basan en actuadores eléctricos que la despliegan automáticamente.

El peligro viene si se interrumpe el suministro eléctrico tras un accidente, pues el tirador puede permanecer replegado y los servicios de auxilio no pueden llegar hasta los ocupantes del coche, señala el club automovilístico.

Galería: Volkswagen ID.7 2024, primera prueba

Rescates más lentos

Es importante que bomberos, sanitarios o cualquiera que acuda a auxiliar a personas accidentadas dentro de un coche, puedan abrir el vehículo de forma rápida, sencilla e intuitiva desde el exterior. Más aún en caso de incendio.

El ADAC cree que estas manillas retráctiles, enrasadas en la carrocería cuando el coche está aparcado y en marcha, podrían dificultar considerablemente esta tarea, sobre todo a los no profesionales. Pero incluso los equipos de rescate necesitarían más tiempo para llegar hasta los ocupantes.

En las pruebas de choque Euro NCAP también se evalúan las fuerzas de apertura de las puertas y se comprueba si el vehículo desbloquea automáticamente las puertas tras un accidente para que puedan abrirse desde el exterior. Hasta ahora, los tiradores retráctiles de las puertas no han mostrado anomalías en este sentido. Sin embargo, en el pasado se han producido problemas en accidentes reales.

Los ocupantes deben informarse

Desde el punto de vista del club de movilidad, una solución mecánica para extender los tiradores de las puertas garantiza las mejores posibilidades de poder abrir el coche desde el exterior tras un accidente. Especialmente si falla el suministro eléctrico.

El ADAC aconseja a los propietarios de vehículos con apertura eléctrica de puertas desde el interior que se familiaricen con las opciones de desbloqueo de emergencia que figuran en el manual del vehículo. Lo ideal sería que los pasajeros también estuvieran informados.

En caso de duda, también puede ser útil un martillo de emergencia para ventanillas que esté a mano pero bien guardado. Sin embargo, tampoco es una ayuda garantizada en caso de emergencia, ya que es difícil de utilizar contra los cristales laminados.