En la redacción, pocos dudamos de que el Dacia Sandero RS se hubiera vendido como churros en España. Hablamos en pasado porque se trata de la versión deportiva perteneciente a la anterior generación del utilitario rumano, que curiosamente se comercializó como Renault en el mercado brasileño. 

Su estética 'racing', un motor de 150 CV y un precio contenido hubiese formado un cóctel perfecto hace unos años en un mercado, el nuestro, que no consideraba la electrificación como algo urgente ni las pegatinas mediombientales de la DGT como un salvoconducto importante. 

En fin, una oportunidad perdida para Dacia, aunque ahora mismo disfruta de un presente y un futuro cercano muy prometedores, con el Sandero como líder de ventas en España durante 2023 y el nuevo Duster al caer, tras su presentación oficial. 

Galería: Renault Sandero RS Racing Spirit

Un perfecto deportivo para jóvenes

Volviendo al Sandero RS, contaba con un bloque atmosférico de 2,0 litros (de origen Renault, cómo no), asociado a un cambio manual de seis velocidades. Lógicamente, la suspensión se endureció para limitar las oscilaciones de la carrocería y hacerlo más efectivo. 

También sumaba refuerzos en el chasis, así como neumáticos de mayor anchura y con perfil bajo. Las prestaciones no estaban nada mal para un deportivo de acceso para los jóvenes, con un 0 a 100 en 8 segundos y una velocidad punta de 202 km/h. 

Estéticamente era un coche bien trabajado, pues su amplia personalización exterior le permitía distinguirse del resto de la gama con un simple vistazo. Paragolpes específicos, grandes llantas de aleación, adhesivos especiales o una doble salida de escape cromada lo hacían muy especial.

Precio muy bajo

El Renault Sandero RS acabó su vida comercial en 2022 con la serie RS Finale, que estuvo a la venta en Brasil. Por cierto, la versión convencional se vendía por 99.290 reales brasileños, que equivalían a tan sólo 15.471 euros en aquella época.

Al pensar que en España podría haber estado a la venta por menos de 20.000 euros, ratifico mi idea de que hubiese sido un deportivo bastante presente en nuestras carreteras y no un vehículo de nicho. Al fin y al cabo, los coches diferentes siempre atraen la atención y éste es uno de ellos.