Desde su lanzamiento hace ya casi seis años, cada vez es más habitual cruzarse con los modelos de espíritu deportivo de CUPRA por nuestras calles. Y a partir de ahora, también los veremos vigilando nuestras ciudades y carreteras.

Y aunque no es la primera vez que vemos un CUPRA de policía (algo normal, por ejemplo en Francia, ya que la Gendarmería recurrió al León), hasta ahora no era algo habitual en España.

Y hablamos en pasado porque tanto la Guardia Civil como el Cuerpo Nacional de Policía acaban de recibir sus nuevos modelos de la marca española. Eso sí, cada cuerpo ha optado por modelos bastante diferentes entre sí

CUPRA Formentor, para la Guardia Civil

Empezando por la Guardia Civil, se ha hecho entrega de nada menos que 112 ejemplares del CUPRA Formentor 2.0 TDI, en su versión turbodiésel del 150 CV, con el correspondiente kit de coche patrulla.

Un modelo que destaca por su bajo consumo medio homologado, de 4,9 litros cada 100 kilómetros, y que tiene un precio de venta al público de 39.160 euros.

Según la información de la marca, los Formentor, que se han entregado a la Dirección General de la Guardia Civil, entrarán en servicio en las distintas comandancias de todo el territorio.

El CUPRA León PHEV, para la Policía Nacional

Por su parte, el Cuerpo Nacional de Policía ha recibido 65 unidades del CUPRA León e-HYBRID, o lo que es lo mismo, la versión híbrida enchufable del compacto, con distintivo ambiental 0 de la DGT.

Un modelo que, en su versión de 204 CV de potencia, homologa un consumo de 1,2 litros cada 100 kilómetros y una autonomía eléctrica de hasta 61 kilómetros, mientras que su precio de venta al público en este caso es de 45.970 euros.

Fuente y fotos: LinkedIn