Mucha gente tiene un Audi, un BMW, un Mercedes-Benz, un Volvo o un Lexus (podría seguir diciendo marcas) de segunda mano, porque son vehículos sensiblemente más baratos que si fueran nuevos. ¿Y por qué no adquirir una furgoneta camper premium usada?

Sí, se trataría también de una compra inteligente por pagar una cifra notablemente más baja. De este modo, se puede acceder a toda una Mercedes-Benz Sprinter preparada por Westfalia como la que te mostramos aquí.  

Si quieres empezamos por el precio. ¿Estás pensando en 80.000 euros o incluso en algo más? Nada de eso, la tienes por 56.000 euros y encima se encuentra en buen estado, como puedes comprobar en las fotos. En total ha recorrido 147.000 km, que no son muchos para un vehículo recreativo.

Galería: Camper Westfalia Mercedes-Benz James Cook

Camperización muy completa

El motor diésel es un bloque de 2,2 litros y 150 CV, asociado a una transmisión automática, muy cómoda en viajes y, sobre todo, a la hora de maniobrar en cualquier camping, áreas de descanso o pueblos pintorescos con calles estrechas. 

Esta Sprinter, matriculada en el año 2007, registra unas dimensiones considerables, ya que alcanza 5,99 metros de largo, 2,05 de ancho y 3,15 de alto. ¿Tienes familia o varios amigos? Perfecto, porque hay cuatro plazas para dormir en dos camas dobles con 2 metros de longitud.

La camperización brilla por completa. Así, la cocina y el baño vienen con todo; el primero incluye dos quemadores, frigorífico de 90 litros y fregadero, mientras que el segundo dispone de lavabo, inodoro y ducha. 

Para viajar en otoño o invierno

La camper también cuenta con calefacción estacionaria del especialista Truma, por lo que puedes viajar desde el mismo momento de la adquisición, a pesar de que el otoño cada vez es más frío y el invierno se acerca. Dos placas solares monocristalinas consiguen electricidad gratuita. 

Entre los extras, destacan el televisor, muy socorrido si los niños se ponen rebeldes, o un navegador Garmin, además de una bola de remolque y la cámara trasera integrada en el retrovisor. Esta Sprinter se encuentra en Galia y puedes ampliar la información pinchando en el siguiente enlace.  

Fuente y fotos: Mundovan