Por norma general, siempre que acudimos a una estación de servicio para mirar y comprobar la presión de los neumáticos, nos toca pagar 1 euro. Las gasolineras empezaron a cobrar por este servicio desde hace un tiempo y ahora resulta casi imposible encontrar una en la que te salga gratis.

Los neumáticos se deben revisar al menos una vez al mes, y siempre que vayamos a realizar un largo viaje. Esta buena práctica, que no todo el mundo realiza, quizá en parte por el hecho de tener que pagar por ello, favorece que la gente descuide aún más el cuidado de sus neumáticos.

Galería: Michelin CrossClimate 2 SUV

Cómo y cuándo toca revisar los neumáticos

La cadena de talleres Confortauto Hankook Masters indica que casi la mitad de los conductores admite no prestar suficiente importancia al estado de las ruedas de su coche.

Las gomas son uno de los elementos más importantes del vehículo, debido a que son la única parte del automóvil que está en contacto con el asfalto. Por lo tanto, mantenerlas en buen estado resulta fundamental para la seguridad.

En este punto, cabe recordar la importancia que tiene introducir la presión adecuada, ya que en el caso de que esta sea superior o inferior a la recomendada, la banda de rodadura se desgastará de forma irregular, produciendo una reducción en la vida útil del mismo.

Para que esto no ocurra debes consultar las presiones adecuadas en el manual de tu vehículo. No obstante, lo más fácil es fijarse en la pegatina del interior del marco de la puerta del conductor o de la tapa del depósito de combustible, donde se indican las presiones recomendadas. Llevar los neumáticos con la presión adecuada, además de ser más seguro, reduce el consumo de combustible.

Igualmente, hay que tener en cuenta la profundidad mínima del neumático, que tiene que ser de 1,6 mm. Con la misma moneda de 1 euro que necesitas para pagar la máquina de aire, puedes comprobar esta medida. Introduce la moneda en uno de los surcos y la parte dorada no se debe ver. También tienes testigos de desgaste en la propia rueda.

En definitiva, aunque ahora toque pagar por revisar la presión de los neumáticos, debemos hacerlo con la misma frecuencia para reducir los siniestros en nuestras carreteras y por la seguridad de todos los usuarios de las vías. Si conoces alguna estación de servicio donde todavía se pueda poner aire de forma gratuita, como por ejemplo Plenoil o Beroil, puedes comentarlo en nuestros perfiles de Facebook y Twitter.