El especialista alemán BRABUS, que lleva décadas modificando productos de Mercedes-Benz, nos tiene acostumbrados a algunas de las preparaciones más brutas para modelos de la marca de la estrella, como es el caso de su última creación, el llamado BRABUS 900 Superblack.

Como ves, la preparación está basada en el Mercedes-AMG GLS 63 4Matic, que de serie no va precisamente falto de potencia, gracias a los 612 CV de su motor V8 biturbo pero, como es habitual, BRABUS ha querido llevarlo un paso (o varios) más allá.

Galería: BRABUS 900 Superblack

La principal mejora del 900 Superblack tiene que ver con el motor 4,0 litros V8 biturbo del modelo de serie, cuya cilindrada se ha aumentado hasta los 4,4 litros, logrando aumentar la potencia en casi un 50%, hasta los 900 CV.

El par motor máximo, por su parte, pasa de 800 a 1.250 Nm, aunque la compañía lo limita electrónicamente a 1.050 Nm para preservar la caja de cambios, principalmente, que es automática y de nueve velocidades, con convertidor de par.

BRABUS 900 Superblack
BRABUS 900 Superblack
BRABUS 900 Superblack

Según BRABUS, este 900 Superblack puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 330 km/h, una mejora muy importante con respecto a los 4,2 segundos y 250 km/h que declara el modelo de AMG recién salido de fábrica.

Más allá del aumento de cilindrada, que el especialista ha conseguido aumentando el diámetro de los cilindros y la carrera, también se han instalado pistones forjados, bielas mejoradas o un cigüeñal específico, así como turbocompresores más grandes (capaces de soplar a 1,4 bares), bombas de combustible de mayor presión o nuevas colas de escape.

BRABUS 900 Superblack
BRABUS 900 Superblack
BRABUS 900 Superblack

En cuanto a estética, BRABUS aporta una serie de modificaciones, como tomas de aire con un acabado en fibra de carbono vista, un frontal más agresivo o enormes llantas Monoblock Z de 24 pulgadas de diámetro, a juego con el color negro de la carrocería.

Por último, la firma alemana propone cambios en la suspensión neumática, rebajando la altura de la carrocería en casi 2,5 centímetros con respecto a la de serie, así como un habitáculo con decoración también 'oscura', que mezcla cuero negro y Alcantara con molduras de fibra de carbono y elementos en gris Shadow mate.

BRABUS anuncia un precio de partida para este 900 Superblack de nada menos que 370.550 euros, un incremento sustancial con respecto al modelo de serie, ya que el Mercedes-AMG GLS 63 4MATIC tiene un precio de 194.000 euros en España.