Lincoln está celebrando actualmente su centenario bajo el paraguas de Ford Motor Company y, como demuestra el Model L100 Concept recién presentado en Pebble Beach, el futuro de la marca parece prometedor, cuanto menos.

Si bien hoy en día la marca vende únicamente modelos SUV en Estados Unidos, desde que concluyera la producción del Continental a finales de 2020, Lincoln acaba de desvelar una nueva berlina que, eso sí, no se venderá en Norteamérica, sino en China.

Y es que el gigante asiático, mayor mercado de automóviles del mundo, sigue apreciando los modelos de estilo sedán, con carrocería de tres volúmenes, a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos y, sobre todo, en Europa, donde las ventas siguen a la baja.

Galería: Lincoln Zephyr

El nuevo modelo se llama Lincoln Zephyr y está basado en la misma plataforma que utiliza la matriz Ford para modelos como el Ford Evos o el Ford Mondeo, ambos exclusivos del país oriental, pero luce un diseño más elegante y también un equipamiento más lujoso.

También conocido como Lincoln Z, esta berlina ha sido diseñada por dos equipos de diseñadores, basados en California y China, aunque por el momento parece que el Zephyr solo estará disponible en los concesionarios chinos.

La única opción de motorización que ofrece el modelo es un 2,0 litros EcoBoost turboalimentado, con 246 CV de potencia y asociado a una caja de cambios automática de ocho velocidades, con convertidor de par, que envía la fuerza del bloque a las ruedas delanteras, exclusivamente. Anuncia una aceleración de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

Lincoln Zephyr

Pasando al habitáculo, encontramos un ambiente premium con una configuración de doble pantalla, con una instrumentación de 12,3 pulgadas y un enorme display multimedia de 27,0 pulgadas que cubre tanto la parte central del salpicadero como la correspondiente al pasajero delantero.

Por último, la versión que aparece en la prueba en vídeo de Wheelsboy, repleta de equipamiento, tiene un precio en China equivalente a algo menos de 50.000 euros.