Bugatti ha iniciado una colaboración con este juego multiplataforma, que cuenta con 40 millones de usuarios en todo el mundo.

Es habitual ver marcas de coches en videojuegos con temática de carreras, como pasa en las conocidas sagas de Need For Speed o Gran Turismo, o algunos de mundo abierto, como The Crew o Forza Horizon.

En este caso, Bugatti ha hecho algo distinto. La marca francesa ha anunciado un acuerdo con el videojuego Black Desert, dedicado al rol masivo en línea, que se lanzó en 2015 para Microsoft Windows y que llegó a Android, iOS y Xbox One en 2019. Playstation 4 se unió en 2020 para cerrar la multiplataforma de este pasatiempo digital traducido a 12 idiomas.

Galería: Bugatti Chiron Super Sport (2021)

El videojuego está desarrollado por la empresa surcoreana Pearl Abyss y cuenta con 40 millones de usuarios activos en el planeta. Este le ha reportado a la compañía cerca de 2.000 millones de dólares (algo más de 1.500 millones de euros).

La colaboración tiene una serie de misiones y artículos especiales de la firma de Molsheim, disponibles a través de la tienda del juego. Entre los ítems denominados como 'Bugattizzati' hay armaduras para caballeros y caballos, y otros accesorios especiales que simulan el color del Bugatti Chiron.

Esta no es la primera vez que los desarrolladores recurren a figuras ajenas al mundo de los videojuegos. En el pasado contaron con la actriz Megan Fox para realizar una serie de campañas publicitarias.

Reacciones de Bugatti y Pearl Abyss

Wiebke Stahl, director de Bugatti International, afirmó tras este anuncio: "Cuando se trata de crear productos de ensueño, Bugatti no se limita a los hipercoches. Estamos abiertos a cualquier posibilidad y hay que admitir que el mundo de Black Desert atrae a muchos aficionados. Los creadores del juego fueron pioneros y se encuentra entre uno de los más interesantes del panorama online".

Por su parte, Jeonghee Jin, CEO de Pearl Abyss América, expresó:

"Tanto para nosotros como para Bugatti, la pasión y la búsqueda continua de innovación tecnológica y calidad son importantes. La colaboración demuestra que ambas marcas trabajan por un mismo objetivo, que es dar una experiencia de alto nivel a través de una tecnología superior".

Black Desert desembarcó en España en mayo de 2017 y esta es la oportunidad que todo aficionado a los coches y a los videojuegos estaba esperando: unir los píxeles con la marca automovilística de lujo gala.