Si eres un lector habitual de Motor1.com, sabes lo mucho que nos gustan las construcciones de Lego. Pero de vez en cuando, nos encontramos con increíbles creaciones de Lego Ideas que necesitan atención y apoyo. Esta es una de ellas: una réplica a escala 1/8 del legendario Mercedes W196R, uno de los monoplazas de F1 más conocidos. 

Construida por LEnoGO, es una de las mejores que hemos visto hasta ahora y nos encantaría que se convirtiera en un juguete oficial de la compañía danesa. Ya sabes que para lograrlo, debes entrar en la web de Lego Ideas (al final de este artículo), crearte una cuenta y dar al botón 'Support'. 

Galería: Mercedes-Benz W196R de Lego Ideas

Por si no lo sabes, el Mercedes W196R ganó los títulos de Fórmula 1 en 1954 y 1955, en manos de Sir Stirling Moss y Juan Manuel Fangio. De este modo, el regreso de la marca alemana al mundo del automovilismo no pudo tener un mayor éxito. 

Solo se crearon 14 ejemplares del W196R, de los que aún existen 10. El verdadero Silver Arrow con chasis 006/54 en el que se ha basado la creación de LEnoGO es la única unidad en manos privadas, subastada por la friolera de 17,5 millones de libras (unos 20,5 millones de euros), en julio de 2013.

Este monoplaza cuenta con un motor de ocho cilindros en línea, capaz de desarrollar 340 CV. En aquella época, era el único coche de F1 con inyección de combustible, una tecnología que le dio una ventaja significativa sobre otros coches con motor de carburador.

El parecido entre el modelo real y la construcción de Lego Ideas es asombroso, ya que el propietario incluso tomó fotos en el mismo ángulo y con un fondo similar. La galería superior muestra las imágenes junto al coche subastado.

Para la construcción de Lego Ideas se utilizaron más de 1.600 piezas, con un sistema de control operativo, entradas de aire que se pueden abrir y hasta una cubierta de motor desmontable.

Como ya hemos dicho, no es oficial, pero puedes ayudar a que lo sea dejando tu apoyo en la web de Lego Ideas, a través del enlace que hay después del vídeo. ¡Ojalá podamos llegar a comprarlo!