Últimamente, Harley-Davidson ha tomado algunas medidas bastante drásticas. El pasado 20 de enero, conocimos su gama de productos para este año. Aunque el evento digital se centró principalmente en las novedades, también marcó el final del camino para algunos modelos conocidos que han desaparecido silenciosamente de la web del fabricante.

En la gama Street, el catálogo se ha reducido a solo tres opciones: las Iron 883 y 1200 y la Forty-Eight. Las Street 500 y 750, para principiantes, han sido oficialmente descatalogadas, poniendo fin a la era de las motos de pequeña y mediana cilindrada de Harley.

Las H-D Street 500 y 750 se anunciaron en 2013. La compañía ya sabía entonces que tenía que ir a por un grupo demográfico más joven y ampliar su presencia en los mercados donde prosperaban las cilindradas más pequeñas.  

Harley-Davidson Street 750 y Street 500

En aquel momento, el antiguo director general, Matt Levatich, explicó que la nueva línea Street "satisface la necesidad de la gente que quiere identificarse con una marca, pero disfrutando de una motocicleta menos intimidante y más atractiva. Una moto más fácil de conducir".

Con un nuevo bastidor, el entonces nuevo motor Revolution X y un precio bajo (las 500 costaban 6.700 dólares en Estados Unidos en aquella época), las Street parecían tener todas las papeletas para ser buenas motos de iniciación. También lograron que una Harley fuera mucho más accesible para un mayor número de clientes.

Los modelos recibieron comentarios de todo tipo: algunos elogiaron su simplicidad y accesibilidad, mientras que otros criticaron su falta de personalidad. 

En septiembre de 2020, la división francesa de Harley-Davidson confirmó que las Street no se actualizarían a la normativa Euro 5 y que, por tanto, se retirarían de la gama europea en 2021. En aquel momento, ya tuvimos la sensación de que esta decisión, tarde o temprano, tendría un carácter global. 

¿Y ahora qué? Nos hemos puesto en contacto con Harley-Davidson para preguntar sobre los posibles sustitutos de las Street. Tal y como están las cosas, el papel de 'la moto de entrada' se otorga ahora a la Iron 883. Nuestro contacto respondió que la empresa seguirá suministrando Street 500 a los concesionarios de la H-D Riding Academy para su formación, pero declinó hacer comentarios sobre futuros modelos.

Sospechamos que las sustitutas no tardarán mucho tiempo en aparecer. Aunque la presencia de la marca en Asia se ha reducido mucho en 2020, el mercado de las motos pequeñas y medianas sigue siendo importante. ¡Permaneceremos atentos!