La empresa tailandesa OK Easy Shop ha dotado de un aspecto magnífico a esta custom low cost.

La Royal Enfield Interceptor 650 es, esencialmente, una motocicleta moderna que dibuja un estilo clásico. Un modelo que se presta muy bien a la personalización, como hacen en algunos países asiáticos. Por ejemplo, en Tailandia, donde la empresa OK Easy Shop, ha modificado una Interceptor de Royal Enfield, convirtiéndola en un modelo de corte urbano, con un aspecto realmente llamativo.

Si no fuera por el nombre personalizado de Royal Enfield, pintado en el tanque y en las tapas del motor, es improbable que pensaras que se trata de una motocicleta fabricada en la India. El cambio más obvio son los escapes personalizados rectos, que recorren el lateral de la moto.

Galería: Royal Enfield Interceptor 650 Street Tracker

De hecho, se trata del único cambio mecánico que se le ha realizado al bloque bicilíndrico de 648 cm3 original. En cambio, ambos guardabarros han sido acortados. Un moderno faro LED reemplaza el diseño halógeno original.

El motor ha sido parcialmente refinado con una capa de negro mate, en el que destaca el logo de Royal Enfield, en relieve, con el mismo amarillo presente en las rayas del tanque de combustible o el colín.

El manillar es más alto y un asiento más pequeño coloca al piloto en una posición más rebajadas, pero claramente más cómoda. El grupo de instrumentos originales y la suspensión delantera permanecen intactos, pero los neumáticos con más flanco, le aportan un aspecto clásico y definitivamente único.

Royal Enfield Interceptor 650 Street Tracker

Además del escape y la pintura personalizada, otro cambio llamativo de esta Interceptor es la falta de tapas laterales. Eso, además de la batería reubicada, te permite contemplar un chasis más limpio.

Para mantener su aspecto rudo y resistente, la moto tiene un protector de radiador estilo Union Jack, así como una placa cubrecárter. Un diminuto piloto trasero cromado añade otro toque clásico más a la motocicleta.

Royal Enfield Interceptor 650 Street Tracker

Sin duda, esta Interceptor personalizada es un ejemplo más de lo versátil que es la plataforma. Desde versiones Cruiser hasta otras co ruedas de tacos, parece que la nómina de personalizaciones de esta Royal Enfield no acaba nunca. La Interceptor 650 parece la moto de las mil caras.

Fuente: RideApart.com