Hasta donde sabemos, no existe un modelo como este en todo el mundo.

Descubierto por nuestros colegas de l'Argus, este Renault Twizy tan especial está a la venta. Recordemos para aquellos más despistados que, originalmente, el Twizy era un pequeño vehículo eléctrico que podía transportar hasta dos personas.

Fue diseñado para desplazarse por las ciudades y ofrecer una autonomía de unos 120 kilómetros como máximo entre recargas. Sin embargo, esta preparación asombrosa no va de circular por la ciudad sin emitir un gramo de contaminación...

Galería: Renault Twizy Dragster

El ejemplar que estás viendo en imágenes solo mantiene la estructura y el nombre del Twizy original. Ahora es todo un dragster ideado para competir en carreras de aceleración. La transformación es total, especialmente en la parte delantera, que curiosamente mantiene el gran rombo de la firma francesa en el morro.

Ahora bien, la preparación incluye algunos elementos insólitos en este vehículo, ya de por sí peculiar. El más llamativo de todos el el nuevo motor que alberga en su interior y que, como habrás supuesto, no se trata del propulsor eléctrico original.

Ahora equipa un bloque de combustión interna prestado de una Yamaha R1, que desarrolla 150 CV de potencia máxima. Puedes imaginarte la comparación con los 5 CV (Twizy 45) o los 17 CV (Twizy 80) que anunciaba de origen.

Desconocemos las prestaciones que es capaz de desarrollar este vehículo, pero con una mecánica tan potente, un esquema de propulsión trasera y un peso tan ligero, podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que este Renault es el Twizy más rápido del mundo.

Renault Twizy Dragster

Lógicamente, no se trata de un proyecto de Renault. Sin embargo, los responsables del trabajo sí que tienen relación con la firma del rombo. Se trata de un encargo del concesionario de Renault Rive-Gauche (París), creado para el evento 'Crazy Ride Game 2019'.

Renault Twizy Dragster

Tenemos serias dudas sobre la legalidad de conducir este vehículo en carreteras abiertas al tráfico, pero se encuentra a la venta por 6.000 euros. Jocosamente, el vendedor garantiza al comprador una buena visibilidad, porque "todo el mundo se para", al cruzarse con este vehículo.

Este Twizy ocupa un lugar destacado entre los modelos de Renault más llamativos. Junto a él, podemos encontrar vehículos como el que creó el equipo Modus Operandi, junto a Renault Retail Group España, transformando un Mégane en un impresionante speedster.

Fuente: leboncoin