Tiene capacidad para nueve soldados y todo su equipamiento.

La división de vehículos militares de General Motors, GM Defense, acaba de empezar a entregar un nuevo vehículo de infantería al Ejército de Estados Unidos, denominado ISV o Infantry Squad Vehicle, que se basa en un modelo convencional del gigante americano; en concreto, el pick-up Chevrolet Colorado. 

Ahora, esta camioneta se ha convertido en un todoterreno militar, capaz de transportar a nueve soldados, con todos sus bártulos. GM Defense fabricará 649 ejemplares de este nuevo ISV, como parte de un contrato con el ejército por valor de 214,3 millones de dólares, lo que equivale a unos 182 millones de euros, al cambio actual.

Galería: GM Defense Chevrolet Colorado ISV

Existe la posibilidad, eso sí, de que en los próximos ocho años, el Ejército de los Estados Unidos solicite un incremento de producción del ISV a GM Defense, hasta un total de 2.065 vehículos de este tipo.

Con base de Chevrolet Colorado ZR2

Según el fabricante, este ISV utiliza muchos componentes de los que General Motors usa en sus vehículos convencionales para civiles, tanto del Chevrolet Colorado ZR2, con el que comparte base, como diversos elementos de Chevrolet Performance. En este caso, no obstante, el cajón de carga del pick-up ha dejado paso a un mayor número de asientos y a un conjunto de barras antivuelco.

GM Defense Chevrolet Colorado ISV
GM Defense Chevrolet Colorado ISV
GM Defense Chevrolet Colorado ISV

El alma del vehículo es un motor Duramax de 2,8 litros, turbodiésel y de cuatro cilindros, aunque GM Defense no ha querido dar cifras de potencia o par máximo, más allá de comentar que supera los 190 CV y 500 Nm. El bloque de gasóleo se asocia a una transmisión automática de seis velocidades y a una caja transfer de dos velocidades.

El sistema, lógicamente, goza de tracción a las cuatro ruedas, con diferenciales de control electrónico en ambos ejes, al tiempo que utiliza una suspensión con los amortiguadores deportivos DSSV de Chevrolet Performance, que son los mismos del Colorado ZR2, además de ballestas traseras de gran recorrido o topes hidráulicos.

Galería: GM Defense ISV

Por supuesto, el ISV está repleto de planchas protectoras para preservar los componentes mecánicos más importantes y vitales del modelo. Hay, por ejemplo, un panel de acero delantero, además de otros para el cárter, la caja de transferencia, el depósito de combustible, el diferencial trasero o los soportes de los amortiguadores traseros.

A pesar de todo, desde GM Defense aseguran que el ISV es lo suficientemente ligero (no han especificado ninguna cifra) como para ser transportado por un helicóptero UH-60 Blackhawk, y también tiene la anchura necesaria para caber dentro de un helicóptero CH-47 Chinook.