Con una línea más moderna, el superderportivo italiano no desentonaría en el actual catálogo de producto de Lamborghini.

Para los aficionados más puristas de los superdeportivos, el último Lamborghini digno de su estirpe fue el Diablo. Construido antes de que Audi adquiriese la firma italiana, el Diablo tenía la difícil misión de suceder a otro icono como fue el legendario Countach.

Con el paso de los años, el Diablo respondió a las expectativas, pero ¿qué sucedería con una reinterpretación moderna de este superdeportivo? Esa es pregunta que quiere responder The Sketch Monkey.

Galería: Un increíble Lamborghini Diablo GT de 1999, a subasta

Con la imagen de un Diablo, en posición de tres cuartos trasera, la recreación se centra en actualizar la zaga del vehículo. Para ser sinceros, las líneas curvas del Diablo han envejecido mucho mejor que las del Countach.

Sin embargo, los pilotos traseros redondos tienen un diseño claramente de los años 90. Y es ahí, donde el trabajo de diseño gráfico se ha centrado con mayor profundidad, acoplando la firma lumínica que lucen los actuales modelos de la casa del toro.

Los difusores traseros de grandes dimensiones son un común denominador en los superdeportivos modernos y aquí tampoco podía faltar. No obstante, no hablamos de un caso en el que se han limitado a poner unas rejillas de ventilación. El Diablo original, como en muchos otros superdeportivos de los 80 y 90, tenía un extraño paragolpes trasero, que sobresalía, algo de moda en aquella época.

La recreación actual añade un agresivo difusor, más grande, un paragolpes rediseñado y las colas de escape adoptan una posición central, pero más elevada que en el original, justo por encima del paragolpes.

Lamborghini Diablo Update
Lamborghini Diablo Update

Los cambios en la vista lateral son menores. Eso se debe a que los diseñadores no quieren desviar la atención de la parte trasera del vehículo. Preservar la línea de cintura original del Diablo y el arco posterior fue fundamental para desarrollar, con sentido, esta actualización. Además, demuestra que el lenguaje de diseño básico del Lamborghini no ha cambiado tanto en los últimos 20 años.

Lógicamente, esta recreación sería perfecta si también pudieramos ver el aspecto definitivo de la parte delantera del vehículo, pero tendremos que esperar. Solo esperamos que los chicos de The Sketch Monkey lo tengan previsto para su próximo video. Nosotros, estaremos atentos para contároslo.

Fuente: TheSketchMonkey via YouTube