Es una propuesta de coche autónomo que adelanta el próximo lenguaje de diseño de la casa.

Hyundai Motor Company acaba de desvelar un prototipo de la serie 'Concept EV', que sigue al 45 concept presentado en septiembre, y anticipa el futuro de la compañía, al menos a nivel estilístico. Se llama Hyundai Prophecy, es totalmente eléctrico y supone un vistazo al próximo lenguaje de diseño del fabricante surcoreano, basado en el llamado Sensuous Sportiness (deportividad sensual, literalmente).

Este prototipo, con un aspecto basado en la eficiencia aerodinámica, y una interesante silueta, de gran distancia entre ejes y voladizos cortos, tenía previsto su debut en el cancelado salón del automóvil de Ginebra, por lo que ha tenido que conformarse con una presentación 'online'. 

Galería: Hyundai Prophecy concept 2020

El último concept car de la firma, que pretende reinterpretar la conexión entre hombre y máquina, está basado en una nueva plataforma para vehículos eléctricos, y hereda muchos elementos que ya vimos en el 45 concept, aunque ligeramente actualizados. 

Las llantas del prototipo lucen un diseño al más puro estilo hélice, lo que según la marca contribuye a mejorar el flujo de aire en el lateral del vehículo. El spoiler trasero integrado, además, es funcional, ya que contribuye a aumentar la carga aerodinámica.  

Hyundai Prophecy concept 2020

Algunos componentes, como el citado spoiler, los faros o la cámara de marcha atrás, integran un material acrílico y transparente que deja ver su interior. Además, tanto los grupos ópticos delanteros como los pilotos, lucen un patrón que Hyundai denomina 'pixelado', con múltiples puntos de luz, que será un rasgo de los futuros modelos de la casa.

El habitáculo del Prophecy es uno de los aspectos menos convencionales del coche, ya que se aleja mucho de un interior de automóvil al uso, a favor de un espacio más al estilo salón, centrado en el refinamiento y la comodidad de sus ocupantes. 

Hyundai Prophecy concept 2020
Hyundai Prophecy concept 2020
Hyundai Prophecy concept 2020

Y es que el prototipo utiliza además tecnología de conducción autónoma, de manera que no incorpora un volante, sino dos 'joysticks' (¡ni que fuera un Airbus!), uno en la consola central y otro en la puerta del lado del 'conductor'. También se ha ganado en visibilidad, y hay un modo 'Relax' en el que los ocupantes solo ven el enorme display que preside el salpicadero.

Por último, también se han cuidado los materiales elegidos para el interior "eco-friendly", con alfombrillas de lana, así como la ventilación, ya que hay tomas de aire exteriores en las puertas que permiten un flujo continuo de aire hacia el interior, que además se purifica por el camino.