¿En qué consiste esta curiosa forma de multar? Desde luego, parece realmente eficaz...

A la hora de hablar de radares, la verdad, nos sucede algo realmente curioso. Cuando ya creemos que lo sabemos todo sobre ellos... aparece una nueva táctica o estratagema que vuelve a dejarnos con la boca abierta.

Sabes perfectamente que, en épocas de largos desplazamientos, principalmente en verano y Navidad, los riesgos de recibir una multa de tráfico crecen exponencialmente. Por eso, en esta ocasión, vamos a hablarte de un método de sanción que puede surgir también en los desplazamientos diarios.

Son los conocidos como radares 'antifrenazo' y es una fórmula de recaudar dinero muy exitosa y eficaz. ¿En qué consisten? Te lo detallamos a continuación.   

Galería: Actualidad y seguridad vial

En nuestros viajes diarios, los conductores solemos saber dónde se encuentran los cinemómetros fijos. Antes de llegar a ellos, levantamos el pie del acelerador o, incluso, frenamos con contundencia para no sobrepasar el límite de velocidad establecido. 

Lo que no sabemos es que, anteriormente a esta acción, ya hemos sido 'cazados' por un radar móvil, situado un poco antes del radar. Es decir, se aplica exactamente la fórmula contraria a los radares en cascada, que multan unos cientos de metros después de superar el fijo. 

Esta nueva táctica de sancionar a los conductores que no cumplen con los límites de velocidad legales procede de la Policía Foral de Navarra, a instancias del fiscal de Seguridad Vial de esa comunidad. 

Desconocemos si la fórmula la está aplicando posteriormente la DGT, pero estamos convencidos de que van a 'cazar' a muchos conductores que no cumplen el reglamento de circulación. Oficialmente, las autoridades dicen que la intención de los radares 'antifrenazo' es evitar los excesos de velocidad y los fuertes frenazos, que pueden causar accidentes. 

Radar de tramo

En cualquier caso, lo importante es cumplir siempre con la normativa y, de este modo, ningún tipo de radar nos tocará ni el bolsillo, ni los puntos del carné de conducir. Y recuerda que los viajes en coche también suponen un tiempo de disfrute, así que pasa un buen rato con el resto de ocupantes o a solas... a velocidades legales.  

Fuente: El Confidencial