Se trata de la mayor adquisición en los 46 años de historia de OMP Racing.

El gigante italiano OMP Racing, una reconocida marca del mundo de la competición que está presente en campeonatos de primer nivel mundial como el Mundial de Rallies (WRC), el Mundial de Resistencia (WEC) o la Fórmula 1, acaba de anunciar la adquisición de la renombrada compañía americana Bell Racing, dedicada a la fabricación de cascos. 

El presidente y CEO de OMP, Paolo Delprato, que será también el presidente y CEO del grupo resultante tras la compra de la firma estadounidense, ha asegurado que se trata de la adquisición más importante en los 46 años de historia de OMP y ha destacado la prolífica historia en innovación de estas dos icónicas marcas, OMP y Bell. "Esta unión marca una revolución en el campo del equipamiento de seguridad en la competición", afirma Delprato.

Desde OMP, han confirmado que tanto la sede central y centro de I+D de la marca en Ronco Scrivia, Italia, como la sede estadounidense de la compañía en Miami, Florida, seguirán funcionando de manera normal, de igual forma que lo harán la central de Bell Racing en el circuito de Baréin (que además es también centro de producción e I+D) y sus fábricas americanas de Champaign (Illinois), Speedway (Indiana) y Mooresville (Carolina del Norte). 

Por el momento se desconocen las implicaciones de esta adquisición para la línea de cascos de la marca estadounidense, que posee una enorme experiencia en la fabricación de cascos de competición para motociclismo, una disciplina en la que OMP Racing realmente no tiene presencia, ya que la marca italiana se identifica más con los deportes de motor sobre cuatro ruedas.