Ahora, el SUV eléctrico declara un máximo de 436 kilómetros con una sola carga.

Las dudas por la autonomía de los vehículos eléctricos cada vez se van disipando más. Las marcas están avanzando muy rápido en esta labor, como lo demuestran Audi y su recién estrenado e-tron 2019, que tan solo unos meses después de su lanzamiento, ya ofrece más distancia con una sola carga. 

Los ingenieros de la firma alemana han encontrado una manera de incrementar 25 kilómetros en el SUV Premium, por lo que, ahora, dispone de un máximo de 436, en ciclo WLTP, sin tener que parar a reabastecer la batería.  

Galería: Audi e-tron 2019 primera prueba

¿Cómo se ha conseguido? Integrando un nuevo tipo de frenos y logrando que la transmisión sea más eficiente, al desacoplar el motor eléctrico delantero, casi por completo, cuando el todocamino no lo necesita. De hecho, solo se activa cuando el conductor demanda más potencia.  

Otro cambio significativo en la versión 55 quattro es la batería de 95 kWh, que ha visto mejorada su capacidad utilizable, hasta los 86,5. Por si fuera poco, Audi ha optimizado la refrigeración, para regular la temperatura de los componentes de alta tensión de una manera más eficiente.

Pero aún hay más, ya que se ha mejorado la función de recuperación de la energía. De este modo, el coche logra ganar más autonomía que antes en el modo de navegación a vela y se producen más diferencias entre los tres programas de retención, seleccionables a través de las levas del volante. 

A efectos prácticos, el e-tron 55 quattro alcanza 436 kilómetros de autonomía, mientras que el etron 50 quattro sube a 336. Por supuesto, esta actualización también se implementará en el e-tron Sportback, que acaba de debutar en el salón de Los Ángeles.  

Los precios de la gama se mantienen tal y como están, sin ningún tipo de aumento, y Audi ya admite pedidos para los mercados europeos. 

Galería: Audi e-tron 2019, con pack exterior S line

Esta mejora técnica viene acompañada de la inclusión del paquete exterior S line, que forma parte de la dotación opcional del vehículo. Además del kit estético, compuesto por paragolpes específicos, llantas de aleación de 20 pulgadas y spoiler de mayor tamaño, principalmente, el SUV integra la suspensión neumática deportiva. 

Desde luego, todas estas mejoras son propias de un restyling... pero tan solo ha pasado ¡medio año! del inicio de la comercialización del coche. Bien por Audi.