El SUV alemán anuncia el rendimiento y las prestaciones de un auténtico deportivo.

Hace solo unos meses, Mercedes-Benz se lanzó a renovar uno de los representantes que compone su extensa gama SUV: el GLE. Y ahora, Mercedes-AMG hace lo propio, perfeccionando al todocamino... en clave deportiva.

De este modo, en el salón de Los Ángeles, el fabricante de Affalterbach muestra el Mercedes-AMG GLE 63 2020 4MATIC+, una importante novedad, que gana tanto en potencia como en rendimiento. Sin duda, nos encanta ver que desde Stuttgart siguen prestando tanta atención a sus lanzamientos eléctricos, como a este tipo de coches, realmente pasionales.

Ahora bien, tal y como suele suceder, este exclusivo modelo estará disponible con dos escalones de potencia: 571 CV, para el GLE 63, y 612, para el GLE 63 S.

Galería: Mercedes-AMG GLE 63 2020

Bajo el capó, el SUV deportivo conserva el clásico motor 4.0 V8, dotado de dos turbocompresores. Eso sí, incorpora una importante primicia, como es la inclusión del sistema de hibridación ligera EQ Boost, una especie de alternador-motor de arranque que es capaz de sumar 21 CV de potencia y 249 Nm de par máximo.

Si nos centramos en la versión tope de gama, frente a los 585 CV de potencia de la generación anterior, ahora, Mercedes-AMG ha aumentado la 'caballería' hasta los 612 CV. Por tanto, no es extraño que sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3,8 segundos y de alcanzar los 280 km/h de velocidad máxima (autolimitada).

Por su parte, la opción más 'modesta' garantiza unas prestaciones ligeramente inferiores, ya que debe conformarse con 4,0 segundos en la mencionada prueba de aceleración y una velocidad punta de 250 km/h (autolimitada). Eso sí, si se adquiere el el paquete opcional AMG Drivers Package, ese registro puede aumentar hasta los 280 km/h.

Como suele ser habitual, junto al mencionado motor, en ambos casos, trabajan el sistema de tracción total 4MATIC+ y la transmisión automática AMG SPEEDSHIFT TCT 9G, de nueve marchas, que se encarga de gestionar los 850 Nm de par máximo que anuncia, entre 2.500 y 4.500 rpm.

Mercedes-AMG GLE 63 2020

Como equipamiento de serie, el Mercedes-AMG 6LE 63 S 2020 incluye las estabilizadoras activas AMG Active Ride Control y una suspensión neumática, que permite regular la altura del vehículo en varias posiciones. Además, a los ya clásicos modos del control dinámico de la conducción, se han añadido dos nuevos programas, conocidos como Sand y Trail. 

El habitáculo también experimenta mejoras, como la llegada del sistema multimedia MBUX, con su avanzado asistente personal. Además, al igual que ha sucedido en otros muchos modelos de la estrella, ya se opta por la configuración de doble pantalla, para la instrumentación y el equipo multimedia.

Por lo demás, sabemos que este nuevo AMG llegará a los mercados a lo largo del próximo año, aunque, por ahora, desconocemos el precio con el que lo hará. Permaneceremos atentos...