El vehículo es matriculable y se ha presentado en el SEMA Show de Las Vegas 2019.

No creas que los vehículos eléctricos renuncian a exprimir toda la deportividad que son capaces de aportar. En este sentido, sabemos que Tesla se encuentra desarrollando un Model S 'estratosférico', denominado Plaid, que estaría intentando batir el récord de una vuelta rápida al circuito de Nürburgring.

Sin embargo, en este caso, es otro modelo del fabricante norteamericano, el Model 3, el que ha deslumbrado a los asistentes al SEMA Show de Las Vegas 2019, gracias al trabajo del especialista Unplugged Performance.

El modelo más pequeño del catálogo de Tesla recibe un tratamiento de choque, radical en algunos aspectos, similar al realizado por Mountain Pass Performance, en su intento de romper el récord de Laguna Seca, aunque aquel modelo no era matriculable y este sí.

Galería: Tesla Model 3 by Unplugged Performance

Si nos centramos en el Model 3 de Unplugged Performance, sabemos que equipa un kit denominado Tesla Model 3 Ascension R.

Entre los diversos cambios que ha sufrido el vehículo, según palabras del preparador, se modificaron por completo las suspensiones con un nuevo esquema que incluye amortiguadores adaptativos, así como trapecios ajustables, en la parte delantera.

"Las suspensiones regulables se unen a un equipo de frenos de competición, que incluye pinzas de freno de seis pistones, que muerden discos de 393 milímetros", afirman desde el preparador.

Y continúan: "Las llantas elegidas por Unplugged Performance son de 20 pulgadas y montan neumáticos Michelin SportCup 2. Por supuesto, están fabricadas a medida y emplean aluminio 6061-T6, el mismo material que usan otros fabricantes ,como Koenigsegg o Lamborghini".

Debemos recordar que Unplugged Performance no efectúa ninguna modificación mecánica al vehículo, por lo que mantiene los 480 CV de potencia máxima en el caso de la versión Performance (aquí tienes nuestra prueba del Model 3 Performance).

Tesla Model 3 by Unplugged Performance

El precio anunciado para el paquete de mejoras es de 35.000 dólares (unos 30.000 euros), que tendrás que sumar al precio del Model 3. La empresa aclara que necesita entre cuatro y ocho semanas para adaptar el kit al vehículo, aunque según el grado de personalización elegido, ese tiempo puede variar.

También sabemos que el vehículo hará su debut en pista en enero de 2020. Toda la información obtenida en el circuito por Unplugged Performance, ayudará a mejorar el programa TeslaCorsa, un servicio que permite a los propietarios de Tesla pasar unas jornadas en circuito para aprender a conducir su vehículo, de forma deportiva.