Con una potencia de 462 CV, se posiciona entre el actual M340i y el M3 Competition.

Alpina nos sorprendió a todos con la presentación del B3 Touring durante el pasado salón de Frankfurt. Sin embargo, resulta todavía más sorprendente la decisión de mostrar al público, la variante sedán del B3 en el salón de Tokio, que acaba de abrir sus puertas a los medios especializados.

Para muchos aficionados al preparador, bávaro, con sede en Buchloe, este modelo viene a cubrir la brecha de potencia que existe entre los actuales BMW M340i xDrive y el futuro M3 Competition.

Galería: Alpina B3 Sedan 2020

Hablando del futuro BMW M3, el nuevo Alpina B3 utiliza el mismo motor 3.0 biturbo, con seis cilindros en línea, que empleaba la berlina deportiva alemana. Este propulsor también debutó, hace unos meses, en los SUV deportivos X3 M y X4 M, y en el caso de Alpina, desarrolla una potencia máxima de 462 CV y 700 Nm de par motor.

Eso significa que ocupa una posición intermedia entre los 374 CV del M340i, pero sin llegar a los 510 CV que, casi seguro, ofrecerá el próximo M3 Competition. Es bastante probable que muchos seguidores de la marca vean al B3 como una alternativa al futuro M3 'normal', que podría permanecer en los 480 CV de potencia máxima.

Alpina B3 Sedan 2020

Algunos de los aspectos más llamativos del Alpina B3 son las enormes llantas de aleación, de 20 pulgadas, que ensalzan el aspecto exclusivo del vehículo. Respecto a las prestaciones, es capaz de acelerar, de 0 a 100 km/h, en solo 3,8 segundos, mientras que anuncia unos magníficos 13,4 segundos en llegar a 200 km/h desde parado. 

En cuanto a la punta de velocidad, Alpina asegura que llega a la barrera de los 302 km/h, una cifra bastante respetable para este tipo de vehículo. Por cierto, si te estás preguntando cuál es el Alpina con carrocería de cuatro puertas más veloz, ese título lo ostenta el B7, con una punta de 330 km/h.

Alpina B3 Sedan 2020

Entre la puesta a punto específica llevada a cabo por Alpina, destaca la adopción de amortiguadores regulables con muelles Eibach y barras estabilizadoras más grandes; pero también, el diferencial de deslizamiento limitado con control electrónico del eje trasero, que proporciona al B3 sedán unas reacciones más precisas.

Asimismo, un equipo de frenos específico garantiza una potencia de frenado superior, totalmente necesaria para soportar el aumento de potencia. Además, Alpina ha 'tocado' la gestión electrónica de la transmisión automática ZF de ocho velocidades, para conseguir unos tiempos de respuesta y de cambio más rápidos, al tiempo que el sistema de tracción integral xDrive, también ha sido revisado para hacer frente de mejor manera al aumento de potencia.

Por último, Alpina abrirá el periodo de pedidos a partir del inicio del próximo año.