¿A quién no le gustaría que el próximo superdeportivo de Alfa Romeo fuera así?

Alfa Romeo puede presumir de haber tenido en su gama coches míticos y muy queridos por los amantes del automóvil, como pueden ser el Giulietta, el Spider y hasta el GTA. Seguramente, la clave del éxito residía en que ofrecían un producto cercano a los de Jaguar y Porsche, pero siempre a precios más contenidos.

Pero el diseñador Luca Serafini, experto en recrear por ordenador automóviles espectaculares, tenía en mente otro modelo del fabricante italiano, concretamente el Montreal, un coche que data de 1970 y que muchos no recuerdan.

Galería: Alfa Romeo Montreal Vision GT

Luca ha creado, con muchas horas de trabajo y dejando a la imaginación volar, una interpretación moderna del clásico Alfa Romeo Montreal, denominación a la que añade el apellido 'Vision GT'. Los más jóvenes y aficionados al mundo de los videojuegos lo asociarán, directamente, con aquellos vehículos virtuales que se crean para la saga Gran Turismo.

Para algunos puede ser una clara llamada de atención a lo que se espera de la marca en un futuro pero, para el artista, hay una historia detrás de este proyecto:

"En 1986, mi padre compró un Alfa Romeo Montreal de color naranja brillante. Era todo original, salvo el sistema de escape. Recuerdo la noche en la que llegó a casa subido a este automóvil con un curioso motor V8. Lo aparcó en el garaje y el humo rodeaba todo el coche. Lo primero que vi fueron los pilotos traseros rojos y las salidas de escape cromadas".

"Se podría decir que fue el comienzo de mi creciente amor por el mundo del automóvil. A menudo, bajaba las escaleras para quitarle la lona protectora al Alfa y ver lo reflejos de la pintura naranja de la carrocería. Me gustaba sentarme en el asientos, como si lo estuviera conduciendo y el olor a cuero de la tapicería. Aunque con el tiempo pocos han sabido valorarlo, para mí es un icono."

Desde luego, nos encantaría que algo así saliera de las cadenas de montaje del Grupo FCA, aunque a buen seguro se acabaría recurriendo a la electrificación, en alguna de las variantes que ya existen.