Es una interesante actualización de esta aplicación, usada por millones de españoles.

A estas alturas, ya nadie duda de que Google es un gigante de tal magnitud, que prácticamente dependemos de él a diario. ¿Acaso no empleas su buscador o utilizas algunas de sus múltiples aplicaciones todos los días? Por ejemplo, Google Maps, que va a recibir una actualización muy interesante.

Sí, porque dentro de poco, este servicio de navegación va a impedir que nos multen por exceso de velocidad, ya que indicará todos los radares fijos y móviles que se encuentran en la ruta planificada. Interesante, ¿no crees?

En principio, la aplicación alertará al conductor, mediante un sonido y con un icono en la pantalla, de que se está acercando a un cinemómetro. Si es amarillo, significa que es fijo, mientras que los móviles quedarán representados de color azul. 

Eso sí, puede que no veas una patrulla o un trípode, ya que la información se basa en los puntos donde habitualmente se suelen situar (lo que no significa que siempre sea así). Es más, la aplicación te pedirá que le digas si había un radar o no, para actualizar la base de datos, aunque esa pregunta solo la podrás contestar si conduces a baja velocidad (algo teóricamente sancionable) o si la responde el copiloto. 

Galería: Actualidad y seguridad vial

Esta información de radares por parte de Google Maps ya se encuentra activa en países como Estados Unidos, Reino Unido y Dinamarca, con un excelente nivel de aceptación. Estamos convencidos de que en España también será muy bien recibida.

Asimismo, la actualización de la app también incluirá alertas por incidencias de tráfico. Los usuarios podrán indicar cualquier anomalía, registrándola dentro de una de estas tres categorías: Colisión, si es un accidente; Radar Móvil, si no está registrado, y Retención, ante situaciones de tráfico lento.  

Como ves, se trata de generar una comunidad online, en la que todos los miembros saldrán beneficiados, ya que recibirán información muy útil, que servirá para viajar con más seguridad. Eso sí, la idea no le ha gustado nada a la DGT ni a la Guardia Civil, como ya te contamos hace unas semanas.

Fuente: Computer Hoy