Ambas versiones M Performance recurren al motor 4.4 V8, con dos turbos.

Aunque puede parecer una obviedad, una vez que aparecen las primeras fotos espía de un modelo, es cuestión de tiempo que dicho coche acabe convirtiéndose en realidad.

Ese es el caso de estos dos todocaminos, cuya primera aparición 'camuflada' tuvo lugar allá por noviembre del año pasado, cuando un lector de Motor1.com envió las imágenes de un misterioso BMW X5 (las tienes más abajo) que ahora ya sí podemos identificar. 

Galería: BMW X5 y X7 M50i 2019

En efecto, se trata del nuevo BMW X5 M50i 2019, un modelo que se convierte en el SUV más potente de la gama del fabricante bávaro (al menos, por el momento) y que llega muy bien acompañado por el BMW X7 M50i 2019: un 'mastodonte' que tampoco se ha querido perder la fiesta. Eso sí, por el momento, no disponemos de fotos oficiales. 

BMW X5 y X7 M50i 2019, con 530 CV

Ambos modelos BMW M Performance recurren al famoso motor 4.4 V8, biturbo, que genera 530 CV de potencia y 750 Nm de par máximo, entre 1.800 y 4.600 rpm. Lo que en términos de potencia, supone un incremento de 80 CV, frente al anterior X5 xDrive40i.

Semejante poderío se gestiona a través de la transmisión automática con convertidor de par Steptronic, de ocho marchas, y el sistema de tracción total xDrive, dotado del diferencial trasero M Sport.

Elementos a priori imprescindibles para 'domesticar' un conjunto que alcanza una velocidad máxima de 250 km/h (autolimitada) y una aceleración de 0 a 100 en 4,1 segundos, para el X5, y de 4,5 segundos, para el X7.

Por supuesto, ambos cuentan con una puesta a punto específica para la suspensión, que es adaptativa en el X5 y neumática con función adaptativa, en el X7 (esta configuración es opcional en el X5).

Galería: BMW X5 M50i 2019 (fotos de un lector de Motor1.com)

Si pasamos a las llantas de aleación, el X5 M50i las equipa de 20 pulgadas, con ruedas en medida 275/45, que se pueden sustituir por opciones de 21 y 22 pulgadas. Respecto al X7, son de 22 en todos los casos, con neumáticos 275/40, en el eje delantero, y 315/35, en el trasero. En ambos casos, se incorpora el sistema de frenos deportivos M Sport.

La producción de ambos dará comienzo en agosto de este año, en la planta de Spartanburg, y anuncian un precio de partida, en aquel mercado, de 82.150 dólares, para el X5 M50i, y de 99.600, para el X7 M50i (que corresponden a 73.525 y 89.150 euros, al cambio).