Por si no lo reconoces en la foto, es escocés y fue subcampeón de F1 en 2001.

En una entrevista con Goodwood Road y Racing, David Coulthard ha explicado que ha podido reservar un Aston Martin Valkyrie y un Mercedes-AMG ONE, gracias a sus estrechas relaciones tanto con Mercedes-Benz como con Red Bull Racing. 

Galería: Aston Martin Valkyrie 2019

"Tengo un Mercedes moderno... pero he reservado un Valkyrie y un ONE. Me encuentro en la lista de espera para estos vehículos", aseguró el expiloto escocés de F1.

"El Aston Martin se debe a Adrian (Newey), con el que he trabajado en Williams, McLaren y Red Bull, mientras que el Mercedes-AMG viene porque soy un tipo que trabaja en esa compañía".

Galería: Mercedes-AMG ONE 2019

Coulthard ha expuesto los cualidades de ambos superdeportivos. "El Valkyrie representará algo verdaderamente especial desde el punto de vista aerodinámico. Por su parte, el ONE mostrará de lo que es capaz la ingeniería alemana, ya que se ha podido acoplar un módulo de propulsión de la F1 en un vehículo de calle, algo extraordinariamente complicado".    

Posiblemente, el expiloto escocés será uno de los pocos afortunados en todo el mundo que tendrá ambos modelos. Recuerda que la producción del Valkyrie se limitará a 150 unidades, mientras que la del ONE se quedará en 275.  

Desde luego, los dos hiperdeportivos pasarán a los anales de la historia, dentro de su segmento, al igual que lo han hecho el Ferrari LaFerrari o el Porsche 918 Spyder, entre otros. 

El Valkyrie declara 1.176 CV y 900 Nm, gracias a un sistema de propulsión híbrido, conformado por un motor 6.5 V12, de aspiración atmosférica, con más de 1.000 CV a 10.500 rpm, y un sistema KERS, que produce 176 CV y 280 Nm de par extra.

Por su parte, el ONE monta un propulsor V6 turboalimentado, con 1,6 litros de cilindrada, apoyado en cuatro motores eléctricos que, en conjunto, desarrollan más de 1.000 CV. Bendita fortuna la de Coulthard, que podrá elegir entre ambos para sus 'paseos' en jornadas de asueto y diversión.