Esta unidad, del año 2000, tan solo ha recorrido 30.939 kilómetros, así que tiene cuerda para rato.

En la historia de BMW, hay vehículos muy especiales y el Z8 debe situarse en esta categoría. Producido entre los años 2000 y 2003, se fabricaron 5.703 unidades, de las que la mitad se exportó a Estados Unidos.

Uno de estos ejemplares que cruzaron el charco acaba de subastarse en la web Bring a Trailer por un precio elevado, pero muy interesante, teniendo en cuenta el modelo.

Sí, porque pagar 126.499 euros no lo puede hacer cualquiera, pero la verdad es que se han formalizado desembolsos mucho más fuertes por unidades en peor estado y con más kilómetros, en los últimos meses.

Desde luego, el comprador ha hecho un buen negocio, ya que este Z8 no ha estado involucrado en ningún accidente, ni ha sufrido ningún daño grave, según un informe de Carfax. 

Galería: Subasta BMW Z8 2000

Por si no lo recuerdas, el roadster alemán monta el mismo propulsor que el M5 E39. Estamos hablando de un bloque 4.9 V8, de aspiración atmosférica, que entrega 400 CV y 498 Nm de par máximo. Ahora mismo, la versión más exclusiva del nuevo Z4, dispone de un motor turboalimentado, de seis cilindros en línea y 3,0 litros, con 340 CV. 

La transmisión asociada es una manual de seis velocidades, que canaliza toda la fuerza mecánica al eje trasero. No obstante, para optimizar la motricidad, el biplaza dispone de un diferencial autoblocante mecánico, con control electrónico. 

Subasta BMW Z8 2000

¿Prestaciones? De primer nivel, claro está. No en vano, acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 4,7 segundos y su velocidad máxima está autolimitada a 250 km/h. Eso sí, homologa un consumo de 14,5 litros cada 100 kilómetros en ciclo mixto, aunque, sorprendentemente, dispone de un gran depósito de 73 litros.  

El BMW Z8 incorpora un techo duro extraíble, que puede guardarse o desplegarse en menos de 10,0 segundos, a través de un botón. En el habitáculo, el punto más curioso es la instrumentación, situada en el centro del salpicadero.   

En fin, un coche pensado para los amantes más acérrimos de la conducción, que sueñan con disfrutar de su tiempo libre a los mandos de un roadster potente y con un dinamismo inusitado.