Ese toque exótico es lo que más nos gusta de este concept car sin techo.

El legendario carrocero italiano Touring Superleggera, resucitado en 2009, ha vuelto al salón de Ginebra con un automóvil impresionante. Se trata de un descapotable con techo de lona, desarrollado a partir del Maserati GranTurismo Convertible, de nombre algo complicado de recordar: el Sciadipersia Cabriolet. 

No es casualidad que Touring Superleggera haya tomado como punto de partida al mencionado Maserati, ya que, según la compañía, "sus especificaciones son absolutamente adecuadas para este proyecto". En cualquier caso, como puedes apreciar en las imágenes, a simple vista, se hace complicado averiguar qué modelo se esconde bajo la carrocería de este cabrio de cuatro plazas.

En el apartado estético, la compañía se ha inspirado buscando en la Edad Dorada del Automovilismo (años 60 y 70), para "crear un modelo atemporal y clásico, que siga estableciendo estándares de diseño".  

Touring Sciadipersia Cabriolet: con motor V8

En lo que a la mecánica respecta, el Sciadipersia Cabriolet está impulsado por un propulsor atmosférico de gasolina V8, con 4,7 litros de cilindrada, que desarrolla 460 CV de potencia a 7.000 rpm y 520 Nm de par motor. Asociado a una transmisión automática ZF con convertidor de par, de seis velocidades, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,0 segundos y de alcanzar 288 km/h de velocidad máxima.

Por lo demás, la compañía italiana tiene previsto ensamblar 15 unidades de este exclusivo modelo, de forma artesanal, en sus instalaciones de Milán. Para construir cada uno de estos ejemplares, la marca necesita unos seis meses, una vez que reciba el automóvil donante.

¿Te preocupa la garantía? En ese caso, debes saber que Maserati no se hace cargo de posibles averías tras la transformación, aunque, al menos, el carrocero ofrece dos años con kilometraje ilimitado, para todos los componentes modificados o de nueva factura.