Hoy, 29 de enero, la normativa ha entrado en vigor en toda la red española.

A comienzos de diciembre, anunciamos la intención de la DGT de fijar un mismo límite de velocidad, 90 km/h, en todas las carreteras secundarias. Dicho y hecho, porque tras modificar todas las señales de velocidad en estas carreteras, ya ha entrado en en vigor esta normativa, que afecta a 10.000 kilómetros de vías convencionales, en las que antes se podía circular a 100 km/h. 

El objetivo principal de la medida, aprobada por el Consejo de Ministros, es reducir la siniestralidad en este tipo de tramos, donde cada año fallece un millar de personas. 

Se trata de una decisión que ya se ha tomado en la mayoría de países de la Unión Europea y que persigue concienciar a la gente de lo peligroso que puede ser el exceso de velocidad en este tipo de carreteras.

En el caso de camiones, furgonetas, autocaravanas de masa máxima autorizada superior a 3.500 kilos, vehículos articulados y automóviles con remolque, la velocidad máxima queda establecida en 80 km/h. 

Por lo tanto, los autobuses, las motocicletas, los pick-up y las autocaravanas ligeras pueden circular a 90 km/h como los turismos.

SEAT Alhambra 2018

Cabe recordar que Pere Navarro, el director de la Dirección General de Tráfico, también tiene la intención de aumentar el castigo por usar el teléfono móvil al volante. Actualmente, esta infracción implica una sanción de 200 euros y la detracción de tres puntos del carné de conducir. 

Desde luego, la DGT va a luchar con todas sus armas contra la velocidad excesiva y las distracciones, las dos principales causas de accidentes de tráfico con fallecidos. Para no incurrir en una conducción peligrosa, los conductores disponen de algunas tecnologías bastante extendidas, como el control de velocidad de crucero y el Bluetooth o los protocolos de conectividad, como Android Auto y Apple CarPlay.