En 2002, General Motors anticipó dos tendencias del futuro: los coches ecológicos y autónomos.

Hoy en día, hablamos habitualmente de coches autónomos y de vehículos con pila de combustible de hidrógeno. Pero imagínate hacerlo hace más de 15 años... Seguro que nos mirarían con una cara muy extraña. 

Como su nombre indica, el GM AUTOnomy era un automóvil que no necesitaba conductor. Además, no emitía ninguna partícula contaminante, o al menos eso es lo que General Motors aseguró cuando mostró su concept car, allá por 2002. Piensa en un vehículo de producción con estas características. Efectivamente, todavía no existe... pero lo habrá. 

Este prototipo tan futurista fue el primer vehículo dotado de una pila de combustible y, también, el que estrenó la tecnología de conducción por cable, que hacía las funciones del volante y los pedales, ausentes en el habitáculo.   

No solo eso, sino que, además, el GM AUTOnomy estaba desarrollado a partir de una plataforma modular, con un parecido muy razonable a la MEB de Volkswagen, destinada a vehículos electrificados. Con esta misma base, se podían crear modelos diferentes a partir de una misma distancia entre ejes. 

GM AUTOnomy

"AUTOnomy tiene que ver con la libertad: la de nuestros clientes a la hora de comprar automóviles y camiones que activen su pasión, y la de nuestros diseñadores para desarrollar vehículos sofisticados y futuristas", explicó Larry Burns, exvicepresidente de Investigación, Desarrollo y Planificación de GM.

"También engloba el respeto por el medio ambiente, lo que permitirá a GM desarrollar y comercializar vehículos sostenibles", añadió el directivo. 

GM AUTOnomy

La pila de combustible HydroGen III del GM AUTOnomy era un desarrollo propio de General Motors. Supuestamente, este prototipo adelantaba la producción de algunos modelos ecológicos de la multinacional estadounidense. Sin embargo, siete años después, la compañía se declaró en bancarrota, lo que echó por tierra este magnífico proyecto. 

Para finalizar, una curiosidad. El parque de atracciones Walt Disney Word, en Florida, fabricó una réplica del GM AUTOnomy para su montaña rusa Test Track. En ella se mantuvo hasta el año 2012. 

Galería: GM AUTOnomy