Como puede apreciarse en la zaga, no se trata de una unidad estrictamente de serie...

Como bien sabrás, el legendario trazado alemán de Nürburgring-Nordschleife es el escenario idóneo para poner a punto algunos de los coches más deportivos del mundo. Pero también, se suele recurrir a él cuando los fabricantes quieren demostrar el buen rendimiento de sus modelos.

Sin duda, es una buena vara de medir, en lo que a fanfarronear se refiere: consigue una vuelta rápida aquí y podrás restregárselo por la cara a tus oponentes... hasta que ellos te vuelvan a superar. Y así, hasta el infinito. El último modelo en saltar a la palestra ha sido el Chevrolet Corvette ZR1 2019, aunque luciendo un extra un tanto peculiar en la zaga. 

El secreto está en el escape

No, lo que ves no es un sistema de escape que se pueda comprar. Y es una pena, si te gusta llamar la atención, ya que parece extraído directamente de Mad Max: Fury Road. En esencia, se trata de unos silenciadores, pensados para calmar la atronadora melodía del ZR1. A fin de cuentas, tal y como informan desde la edición norteamericana de Motor1.com, en la pista alemana hay una limitación de decibelios que todos los vehículos deben cumplir. 

Recordemos que la última evolución del motor 6.2 V8, sobrealimentado, llega a los 765 CV de potencia, a 6.300 rpm, y los 969 Nm de par máximo, a 4.400 vueltas. Algo que le ayuda a acelerar de 0 a 100 en unos 3,0 segundos y a alcanzar una velocidad máxima de hasta 338 km/h (depende de la configuración del alerón posterior).

Pero, si el coche ya está presentado, e incluso ya se puede adquirir, desde 121.000 dólares... ¿por qué está probando en Nürburgring? Parece que se están llevando a cabo pruebas previas a un intento de récord de vuelta. La pregunta es si lo conseguirá y si, de hacerlo, cuánto durará la plusmarca en su poder. 

Fuente: EMS Nordschleife TV

Más noticias sobre el Chevrolet Corvette:

Chevrolet Corvette ZR1 2019