La última edición de la concentración motera invernal por excelencia, la popular Pingüinos de Valladolid, fue todo un éxito, a pesar del frío, la lluvia y la nieve.

En esta 35ª edición, no se ha conseguido superar el récord de participantes, establecido en 2008 con 29.812, pero se superaron con creces los 22.536 participantes registrados en la última convocatoria, con un total de 28.141 asistentes. Cifra muy meritoria, si tenemos en cuenta las condiciones meteorológicas adversas en prácticamente toda la mitad norte de la península durante el fin de semana.

 

Ángel Nieto, Joan Mir, Ana Carrasco y el Circuito de Cheste, galardonados

Como es tradición, se entregaron los premios ‘Pingüinos de Oro’, que este año recayeron en el mallorquín Joan Mir, campeón del mundo de Moto3; la murciana Ana Carrasco, que el pasado año logró ser la primera mujer en ganar una prueba del WorldSBK; el Circuito Ricardo Tormo de Cheste, premio que recogió su director Gonzalo Gobert y, a título póstumo, al tristemente desaparecido Ángel Nieto, que fue entregado a su hijo Gelete Nieto.

35ª Edición de la concentración invernal motera Pingüinos de Valladolid

Gelete Nieto se mostró muy emocionado y agradecido por las muestras de cariño recibidas y dijo: “Esto es algo que ayuda a llevar la pérdida de mi padre. Ver que la gente también ha sufrido y llorado su pérdida nos reconforta en cierta manera, porque ves que era una persona muy querida y te hace tener una idea de todo lo que él hizo por el mundo del motor”. Y agregó que el ‘Pingüino de Oro’ formará parte del museo que pronto se abrirá para homenajear a su padre.

35ª Edición de la concentración invernal motera Pingüinos de Valladolid

Ana Carrasco agradeció el premio y el recibimiento que tuvo, comentando que era una “bonita manera” de empezar el año. Por su parte, Joan Mir explicó que se lleva “un muy buen recuerdo”, agradeció el premio y confía en que el próximo año pueda repetir éxitos en su carrera profesional, donde dará el salto a la categoría de Moto2: “Sé que va a ser difícil, pero he probado la moto nueva y me siento muy a gusto”.

35ª Edición de la concentración invernal motera Pingüinos de Valladolid

Por último, Gonzalo Gobert se mostró agradecido, sorprendido y orgulloso al ser el primer ‘Pingüino de Oro’ que se le da a un circuito, para aplaudir a la organización por “atraer a 28.000 personas” a un espacio donde “ni hay circuito, ni carreras” lo que, a su juicio, tiene un “mérito enorme”.

 

El Club Turismoto, contento, pese a no batir el récord de asistencia

José Manuel Navas, responsable del club organizador Turismoto, valoró la alta participación y consideró que: “En esta edición, los moteros se han colgado una medalla muy especial, porque las condiciones no eran las mejores para venir”.

“Incluso la lluvia ha sido positiva, aunque no hayamos llegado a 30.000 inscritos. No obstante, sin ese tiempo, hubiera sido light, pero, de esta manera, tiene un mérito especial”, puntualizó Navas.

Además, agregó: “No competimos con ninguna otra concentración. Cada una tiene su patrón y a nosotros lo que nos interesa es que la gente que venga se encuentre y lo pasen bien”.

Otras noticias relacionadas:

 

35ª Edición de la concentración invernal motera Pingüinos de Valladolid