Motor V8, biturbo, 510 CV y 1.530 kilos de peso. Con todos vosotros, el nuevo Vantage.

Si el DB11 supuso el inicio de una era para Aston Martin, el nuevo Vantage 2018 puede considerarse la confirmación del cambio de rumbo. Tomando como referencia el Aston Martin DB10, del que se construyeron diez unidades para la película de James Bond, Spectre, la compañía británica ha creado un Vantage con personalidad propia. "Si definiéramos al DB11 como un caballero, el Vantage sería un cazador", asegura el máximo responsable de su diseño exterior, Miles Nurnberger. 

Si bien, la nueva entrega conserva las proporciones básicas de su predecesor, resulta mucho más atlético y atrevido. Con un frontal más afilado y una parrilla más grande, el Aston Martin Vantage 2018 tiene el aspecto de un tiburón olfateando el suelo para almorzar. De hecho, a simple vista, resulta tan intimidante que parece capaz de infringir todas las leyes de circulación de la Unión Europea, a la vez.

Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018

Todos los elementos aerodinámicos se incorporan de una forma totalmente armónica en el diseño, incluido el enorme difusor trasero.

En cuanto a la trasera, todos los elementos aerodinámicos se integran de una forma totalmente armónica en el diseño, incluido el enorme difusor trasero que, además de generar apoyo aerodinámico, ayuda a reducir las turbulencias en las ruedas traseras. 

En el interior, el nuevo Aston Martin Vantage 2018 transmite una sensación cercana a los cockpit de los coches de carreras, pero combinada con la elegancia habitual en la marca. 

Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018

El nuevo Aston Martin Vantage 2018 tiene 510 CV y resulta 135 kilos más ligero que su antecesor. Según la marca, acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos.

El DB10 de James Bond también es la fuente de inspiración para el salpicadero y la consola central, incluyendo los botones para manejar la caja de cambios, distribuidos de forma triangular en la parte baja de la consola central. Tampoco falta un volante achatado, dando al conductor un mayor espacio para las piernas. 

Aston Martin Vantage 2018: portento mecánico

La distribución del peso es del 50% sobre cada eje, y el motor V8 biturbo de gasolina, de 4,0 litros, en posición central delantera, se ubica tan cerca del centro del coche como permite el nuevo chasis de aluminio. Como hasta ahora, sigue una técnica de construcción similar a la utilizada en aviación: pegar las diferentes piezas entre sí, con remaches.

En cualquier caso, se ha renovado el 70% de los componentes de su estructura, para dotarlo de una mayor rigidez y de un peso que se queda en unos escuetos 1.530 kilos (aproximadamente, 135 kilos menos que su antecesor). 

Para impulsarse, emplea un motor de procedencia Mercedes-AMG, aunque con especificaciones para el Vantage 2018. La puesta a punto electrónica, el sistema de inyección, el software de la caja de cambios y el diseño del escape son exclusivos del británico. Eso le permite desarrollar una potencia de 510 CV (80 más que el Vantage V8 GT) y un par máximo de 685 Nm. ¿Las prestaciones? Según Aston Martin, debería acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzar unos 315 km/h.

Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018
Aston Martin Vantage 2018

El diferencial autoblocante electrónico E-diff está puesto a punto para mejorar la estabilidad y la capacidad de tracción.

La encargada de llevar la potencia del motor hasta los neumáticos traseros es una transmisión automática ZF con convertidor de par, de ocho velocidades. Más adelante, también se ofertará una transmisión manual, de siete relaciones, procedente del antiguo Vantage S. Por otro lado, como cualquier deportivo con semejantes prestaciones, incorpora el diferencial autoblocante electrónico E-diff, destinado a mejorar la estabilidad y la capacidad de tracción. 

En lo que al chasis respecta, la arquitectura de la suspensión es similar a la del DB11, pero con una puesta a punto más firme y deportiva. En cuanto al calzado, el nuevo Aston Martin Vantage 2018 incorpora de serie neumáticos Pirelli P-Zero, montados sobre unas llantas de aleación de 20 pulgadas. Tras ellas, se aloja un poderoso equipo de frenos, compuesto por discos de 400 milímetros en el eje delantero y de 360 en el trasero. De forma opcional, también podrá incorporar unos frenos carbocerámicos, mucho más resistentes a la fatiga. 

2018 Aston Martin Vantage
2018 Aston Martin Vantage
2018 Aston Martin Vantage
2018 Aston Martin Vantage
2018 Aston Martin Vantage

¿Qué llegará en el futuro?

Cuando se le ha preguntado a la compañía británica sobre la posibilidad de un Aston Martin Vantage con motor V12, la respuesta ha sido que, por ahora, no están pensado en ello. "Ni siquiera sabemos si el V12 cabría", bromeaba uno de los responsables de la marca. Nosotros apostamos a que lo veremos antes de lo que imaginamos. Y, por ahora, no podemos decirte más, salvo que la marca ha anunciado que el precio de su futura creación partirá de 136.380 euros en Estados Unidos. 

Aston Martin, más información:

Aston Martin Vantage 2018