Es uno de los vehículos de competición más bellos en la historia de Ferrari.

Ya han transcurrido cincuenta años desde que lo pudimos ver por primera vez. Hablamos del Ferrari 330 P4, nacido en 1967, uno de los prototipos de competición más bellos en la historia del fabricante italiano.

Coincidiendo con la celebración del Ferrari Finali Mondiali, en Daytona, nuestro compañero francés, el fotógrafo KVC, pudo admirar este magnífico vehículo. Un modelo que firmó un histórico doblete en las 24 Horas de Daytona de ese año. Una victoria que, curiosamente, sirvió de apodo para el posterior Ferrari 365 GTB/4 Daytona.

Ferrari 330 P4, el rival natural del Ford GT40

Un vehículo importante en el historial deportivo de la marca italiana. La última evolución del 330 P midió sus fuerzas con los todopoderosos Ford GT40 Mark II y IV. Para batirlos, el 330 P4 equipaba un potente motor V12 con tres válvulas por cilindro, 4,0 litros de cilindrada e inyección directa de combustible, directamente heredado del que utilizaba el monoplaza de Fórmula 1 de la época. De esta forma, desarrollaba unos magníficos 450 CV de potencia. El chasis tubular incluía piezas de refuerzo en aluminio y la caja de cambios era manual de cinco velocidades. 

Ferrari 330 P4 Finali Mondiali 2016
Ferrari 330 P4 Finali Mondiali 2016
Ferrari 330 P4 Finali Mondiali 2016
Ferrari 330 P4 Finali Mondiali 2016

Otro detalle interesante en la historia de este modelo, además de que solo existen tres unidades del P4 originales, es que el modelo que aquí puedes ver representa su versión spider. Al principio, todos los P4 equipaban carrocería cerrada, pero, por motivos de reglamentación, obligó a reconvertir algunas carrocerías originales, para transformarlas en descapotables.

La unidad que estás viendo aquí lleva el número de bastidor 0856. Se trata de un vehículo que mantiene su carrocería original y que dispone de la certificación 'matching numbers', lo que significa que la mecánica tampoco ha variado. Algo poco habitual en un modelo de carreras. El vehículo es propiedad del magnate canadiense Lawrence Stroll, padre del actual piloto de Williams en F1, Lance Stroll. Por todo ello, este modelo puede que sea uno de los Ferrari clásicos más deseados y buscados en la actualidad.

Otras noticias de Ferrari:

 

Forma parte de algo grande

Ferrari 330 P4 Finali Mondiali 2016