Los conductores, detenidos en Ontario, Canadá, irán a juicio en junio.

Los que tienen la fortuna de poseer un superdeportivo, pueden disfrutarlo legalmente, en carreteras y circuitos, o demostrar poca inteligencia, participando en carreras ilegales. Desafortunadamente, este último caso fue el que se produjo en Ontario, Canadá, donde 12 vehículos de altas prestaciones fueron retenidos y los conductores detenidos por esta causa.

El numeroso grupo, compuesto por aproximadamente 50 vehículos, fue interceptado gracias a las llamadas enviadas a la policía por parte de otros conductores, que circulaban por la autopista 400. Se quejaban de conductas muy peligrosas y temerarias. En menos de 30 minutos, las Fuerzas de Seguridad comenzaron a practicar detenciones.

Superdeportivos retenidos por carreras ilegales
Superdeportivos retenidos por carreras ilegales

Los conductores, a juicio

En Ontario no se andan con chiquitas. Si se supera el límite de velocidad en 50 km/h, el infractor puede quedarse sin carné de conducir y sin coche durante siete días, más una multa de 2.000 dólares canadienses (al cambio, unos 1.400 euros).

En este caso, los detenidos tendrán que presentarse, además, a un juicio, previsto para el mes de junio, acusados de un delito... entendemos que contra la seguridad vial. En definitiva, les puede salir muy cara la gracia a estos descerebrados. 

Superdeportivos retenidos por carreras ilegales
Superdeportivos retenidos por carreras ilegales

La velocidad mal entendida

Parece que ser que los conductores y los coches formaban parte del North Face Rally, una convocatoria que comenzaba en Toronto y finalizaba en The Blue Mountains, una estación de esquí situada en Ontario. Los organizadores condenaron la actitud de estos irresponsables, a través de un mensaje publicado en su perfil de Facebook.  

Como puede verse en el vídeo, algunos de los superdeportivos "cazados" fueron un Audi R8, un McLaren MP4-12C, un Porsche 911, dos Lamborghini, un Nissan GT-R, un Mercedes-AMG C 63 Coupé y un BMW M3, entre otros. Ojalá, el castigo que se les imponga a los conductores les sirva de lección, para no volverse a poner en peligro ni a ellos mismos, ni al resto de conductores con los que se crucen.  

Más noticias sobre seguridad vial en Motor1.com:

Superdeportivos retenidos por carreras ilegales