El Skoda Fabia 2017 recibe el motor de gasolina turboalimentado 1.0 TSI, de tres cilindros.

El Skoda Fabia 2017 recibe el motor de gasolina de tres cilindros 1.0 TSI, con potencias de 95 o 110 CV, dotado de turboalimentación e inyección directa. La misión de este propulsor, que se presentará en salón de Ginebra de 2017, es sustituir a la mecánica tetracilíndrica 1.2 TSI de 90 o 110 CV, comercializada hasta la fecha. 

Así es el Skoda Fabia 2017 1.0 TSI de 95 CV

Al analizar la ficha técnica, el Skoda Fabia 1.0 TSI de 95 CV, con cambio manual de cinco velocidades, mejora la mayoría de los registros frente a su antecesor. De esta forma, anuncia un consumo homologado de 4,3 litros cada 100 kilómetros, lo que supone un ahorro de 0,3 litros respecto a la variante a la que sustituye.

Pero, además, también consigue mejorar las prestaciones. De hecho, el Skoda Fabia 2017 1.0 TSI de 95 CV acelera de 0 a 100 km/h en 10,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 187 km/h, frente a los 10,9 y 182 de su antecesor. Lo que no varían son los 160 Nm de par máximo.

Skoda Fabia azul

Así es el Skoda Fabia 2017 1.0 TSI de 110 CV

El caso del propulsor 1.0 TSI de 110 CV es ligeramente distinto. De serie, incorpora un cambio manual de 6 velocidades y, en opción, puede equipar la transmisión automatizada de doble embrague DSG de 7 marchas. Los 110 CV de potencia son una cifra idéntica a la de su predecesor, sin embargo el par máximo se ha incrementado de 175 a 200 Nm. En marcha, eso se traduce en una recuperación de 80 a 120 km/h hasta 4,1 segundos más rápida en sexta marcha. 

En lo que al consumo respecta, en las versiones con cambio manual, se ha reducido hasta los 4,4 litros cada 100 kilómetros, un registro 0,3 litros inferior al de su antecesor. Para las versiones con transmisión DSG, el gasto ha disminuido en 0,1 l/km y ahora es de 4,5 litros cada 100 km.

Skoda Fabia Combi 2017 blanco

El nuevo motor también llega al Skoda Fabia Combi 2017

La versión familiar del Skoda Fabia 2017, también recibe el nuevo propulsor gasolina 1.0 TSI, en versiones de de 95 y 110 CV. La variante de 95 CV acelera de 0 a 100 km/h en 10,8 segundos y alcanza 187 km/h, registrando un consumo medio de 4,3 litros cada 100 kilómetros; frente a los 11,0 segundos, 185 km/h y 4,6 l/100 km, respectivamente, del anterior motor 1.2 TSI.

Por su parte, en el Skoda Fabia Combi 1.0 TSI de 110 CV, el consumo se ha reducido de 4,7 a 4,4 litros cada 100 kilómetros, frente al antiguo 1.2 TSI. En cuanto a la aceleración y a la velocidad punta, apenas varían: pasa de 0 a 100 km/h en 9,6 segundos y alcanza 196 km/h.

Más noticias de Skoda en Motor1.com:

 

Skoda Fabia 2017 1.0 TSI de tres cilindros