Ferrari V12, aquí está el efecto que tiene en un niño

"Los niños de hoy solo piensan en jugar con su smartphone... Solo se divierten con los dichosos teléfonos y las tabletas". ¿Cuántas veces has oido frases como estas? Desde luego, en parte son ciertas, aunque también la culpa puede que no sea del todo suya: a veces, son los padres los que, para entretener sus hijos, los ponen frente a una pantalla.

Pero vale la pena hacer la prueba, poner a los pequeños frente a algo físico y 'analógico' (no solo un Ferrari, por supuesto) y descubrir cómo reaccionan frente a algo tan sencillo como una pelota o un charco. Desde luego, los pequeños de hoy en día son capaces de entretenerse como los del pasado.

De tal palo, tal astilla

Probar coches (algunos tan especiales como un Ferrari) es un auténtico privilegio, así como un sueño que se ha hecho realidad... Pero la verdadera suerte es tener un hijo que comparta tu misma pasión.

Ferrari GTC4 Lusso

En resumen, soy un tipo afortunado, como canta algún famoso músico, porque no solo trabajo con alguno de los mejores coches del mundo; además, mi hijo siente esa misma pasión. Y, aunque solo sea por un día, podré llevarlo conmigo, incluso siendo consciente del riesgo que tengo de enfrentarme a una infinita sesión de "papá, ¿por qué... ?".

Entusiasmo fuera de lo común

Por razones obvias, Leonardo, que así se llama mi hijo, ya ha visto m...