Aunque el diseño automovilístico es un asunto delicado y subjetivo, hemos buscado algunas actualizaciones francamente extrañas.

Hay una vieja leyenda urbana, que dice algo así como que cuando un nuevo modelo va a lanzarse al mercado, el fabricante ya es consciente de los cambios estilísticos que el restyling, planificado para tres o cuatro años después, traerá consigo:

- "¿No es un poco demasiado bonito?"

- "¡Diablos, es cierto! Guardemos esta encantadora moldura y estos faros. En tres o cuatro años, los pondremos".

Por supuesto, hay un cierto porcentaje de verdad en nuestra broma. Pero a veces las empresas se las arreglan para sorprenderse a sí mismas. En nuestra selección, puedes descubrir algunas actualizaciones inesperadas e, incluso, poco apropiadas. Para empezar a disfrutar de la lista, pincha sobre la foto de portada.