Como queda aquí demostrado, cualquier tipo de vehículo puede parecerse a un todocamino.

Urbanos, utilitarios, monovolúmenes... ningún segmento escapa al fenómeno de los SUV. Las marcas pretenden que muchos de sus coches se asemejen a los todocaminos. ¿Cómo? Muy sencillo, dotándolos de una estética campera, a partir de protecciones de material plástico por todo el perímetro exterior. Esa es la principal solución, aunque hay otras también perfectamente válidas.

A continuación, puedes ver una lista con 18 ejemplos de esta moda tan extendida, que tiene visos de extenderse en el tiempo durante muchos años más. Al fin y al cabo, los clientes mandan y ya sabemos, desde hace años, lo que demandan. Eso sí, no hemos contado con modelos del segmento D, pues, además de que no se han sumado a esta moda recientemente, de haberlos incluido, este listado se hubiese alargado demasiado: Volkswagen Passat Alltrack, Skoda Scout, Audi A4 allroad quattro, Volvo V60 Cross Country...

Otras listas interesantes: