No hace falta ser Lewis Hamilton para superar los 370 km/h.

Es fácil afirmar que un monoplaza de F1 es exageradamente rápido. Cada filamento de carbono o cada tuerca están diseñados para optimizar el rendimiento del vehículo. No obstante, se puede ir más rápido en vehículos homologados para circular por la calle. Dando vueltas a un circuito, no, pero sí se puede alcanzar una velocidad máxima superior... en línea recta. 

En 2016, el Williams FW38, con Bottas al volante, registró 372 km/h en el GP de México, una cifra superada por los 7 hiperdeportivos que te presentamos a continuación. En orden, van del más 'lento' al más rápido.   

Otras listas imprescindibles: