En todos los aspectos es un coche más completo, así que seguirá liderando el mercado de los SUV.

Hay coches que nacen con estrella (aparte de los Mercedes-Benz) y, como suele decirse, se venden solos. El Nissan Qashqai es uno de ellos y, de hecho, puede presumir de ser el SUV más adquirido en España durante 14 años consecutivos, que se dice pronto.

No fue el primer todocamino, pero sí el que popularizó definitivamente este segmento, ya que, allá por 2007, ofrecía el espacio y el maletero de un compacto, pero sumaba una posición de conducción elevada y un aspecto más robusto. Todo, por un precio prácticamente semejante al de un turismo del segmento C, de ahí la explosión comercial, que dura hasta nuestros días.

Hecho este recordatorio, nos vamos a meter en faena con la primera prueba del Nissan Qashqai 2021, la tercera generación del SUV japonés, que estrena plataforma, la CMF-C del Grupo Renault, así como mejoras en todos los ámbitos. Como solemos decir coloquialmente, 'lo va a petar'...

Galería: Nissan Qashqai 2021, primera prueba

La presentación estática del modelo asiático tuvo lugar el pasado mes de febrero y en esta web, concretamente un servidor, te informó de todos los cambios y novedades establecidos en el vehículo. Como no quiero ser repetitivo, aquí tienes el artículo para que lo leas detenidamente

Por lo tanto, ahora vamos a centrarnos en las sensaciones de conducción obtenidas durante un test realizado por la Comunidad de Madrid con los motores turbo de gasolina 1.3 DIG-T MHEV de 140 y 158 CV, con hibridación ligera y etiqueta Eco de la DGT, que son los disponibles de inicio. 

Galería: Nissan Qashqai 2021, fotos en Madrid

Al acercarme al coche, corroboro que el diseño no le separa de su antecesor, sino que supone una interesante y atractiva evolución, de tal forma que la gente puede reconocer el vehículo al instante, algo que Nissan buscaba, ya que la marca Qashqai es un imán de ventas.  

Aprovechando que tengo unos instantes antes de arrancar, regulo el asiento y el volante a mi gusto y me subo en las plazas traseras, tras abrir las puertas posteriores casi en un ángulo de 90º. Tal y como promete Nissan, el espacio ahora es mucho mayor; tanto, que hay espacio de sobra para las piernas y las cabezas de adultos altos. Ahora sí, este es un vehículo perfectamente indicado para las familias. 

Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba

Como suele ser habitual, la plaza central es algo más estrecha y está ligeramente elevada, pero el túnel de transmisión no resulta muy molesto, con lo que la operación de acoplar los pies no supone mucha incomodidad.

También el maletero crece considerablemente. En concreto, hasta los 504 litros en las versiones 4x2 y 479 en las 4x4. Mantiene el práctico doble piso para poder organizar la carga a nuestro gusto y el cubículo presenta formas regulares. Desde luego, no se puede pedir más de inicio...

Bueno, mejor dicho, sí, y es una buena ergonomía a la hora de gobernar los mandos en el interior. En este punto, el Nissan Qashqai 2021 también obtiene muy buena nota. Los botones del volante permiten navegar con fluidez por los submenús de la instrumentación digital, de 12,3 pulgadas, activar el sistema de conducción semiautónoma ProPILOT, que funciona de forma brillante, o manejar el equipo de audio.

Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba

Además, debajo de la pantalla central de 9,0 pulgadas hay botones convencionales de acceso directo (Audio, Map, Phone...), que facilitan la tarea de encontrar lo que buscas. Eso sí, yo siempre defiendo la inclusión de un mando redondo, entre los asientos delanteros, para gobernar dicho monitor de la forma más segura.

La climatización se maneja con mandos 'de toda la vida' (¡perfecto!), pero en algunas ocasiones concentran muchos reflejos (por su color negro, entendemos) y no se ven muy adecuadamente, incluida la pequeña pantalla que indica las temperaturas del climatizador bizona. 

El Head-up Display tiene un gran tamaño de 10,8 pulgadas y emite la información de forma ordenada y sin molestar la visión del conductor. Por cierto, la instrumentación digital tiene dos vistas o configuraciones y, en general, el diseño interior resulta mucho más atractivo que antes. Por último, el sistema de infoentretenimiento es compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay, este último con conexión inalámbrica. 

Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba

Toca arrancar y ponernos manos a la obra. Como dije antes, este primer test nos llevó desde el norte hasta el sur de la Comunidad de Madrid por todo tipo de carreteras. Lo primero que percibimos es una suavidad manifiesta y un silencio casi absoluto del motor 1.3 de 158 CV. De hecho, en algunos momentos de despiste, circulamos a más 4.000 rpm sin que surgiera un sonido mecánico apreciable.   

Este bloque, que también lo emplean modelos de Renault y Mercedes-Benz, no tiene unos bajos muy contundentes (fruto de la contenida cilindrada, entendemos), sino que empieza a dejar lo mejor de sí mismo en torno a las 2.000 vueltas. No obstante, agrada mucho su funcionamiento.

Nissan Qashqai 2021, primera prueba

¿Los consumos? Con la caja manual de seis marchas, obtuvimos 7,1 litros cada 100 kilómetros, mientras que con la automática Xtronic con variador continuo, 8,2. También medimos este registro con el motor de 140 CV y el cambio manual, y el resultado fue 6,6 litros. Todas fueron cifras normales en un vehículo con esta fisonomía. 

En este punto, me pareció extraño la poca diferencia de potencia (140 frente a 158 CV) entre las dos opciones que emplea Nissan. Yo, desde luego, no fui capaz de apreciar una aceleración muy distinta entre ambas propuestas.  

Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba

Circulando por la M-50 a 120/130 km/h, noté que los ruidos aerodinámicos eran algo más elevados de lo habitual. En otras carreteras más 'cerradas', con árboles o pequeños cerros a los lados, y a un ritmo menor, desapareció esta sensación. 

A velocidades de crucero, el Nissan Qashqai 2021 tiene un acertado punto de firmeza en la suspensión, que hace sentir (que no padecer) las irregularidades de la carretera. Nissan nos prometió que la dirección es más directa y a fe que lo es, algo que queda patente en los tramos de curvas.

Nissan Qashqai 2021, primera prueba

En ellos, el SUV japonés ha ganado enteros, gracias a la propia dirección (apenas hay que 'volantear', si me permitís la expresión) y a un tren delantero bastante incisivo. Quizá la zaga no muestre un aplomo tan efectivo y sea algo más 'viva' y nerviosa que la del SEAT Ateca en momentos críticos, pero verdaderamente te lo pasas bien con el coche superando estas zonas técnicas. 

Los programas de conducción Eco, Standard y Sport no ofrecen muchas diferencias entre ellos y, de momento, el coche no dispone de suspensión adaptativa, pero posiblemente se implemente dentro de poco.

Nissan Qashqai 2021, primera prueba
Nissan Qashqai 2021, primera prueba

Un último punto que quiero resaltar es el cambio CVT, solo disponible con el motor de 158 CV, pues los ingenieros de Nissan han conseguido configurarlo al gusto europeo. Hasta ahora, este tipo de transmisión era ideal en la ciudad o a ritmos bajos o constantes, pero perdía su agrado en fuertes aceleraciones, ya que el régimen de giro del motor alcanzaba el límite de la zona roja de forma constante.

Pero eso ha cambiado, pues la caja modula dicho régimen como si fuera un convertidor de par o un doble embrague, una función que también podemos hacer nosotros mismos con las levas y las siete etapas prefijadas. Es verdad que el consumo se eleva algo más, como has podido ver antes, pero funciona de manera sobresaliente. Que tomen nota otras marcas japonesas...

Toca hablar de la gama, articulada en torno a cinco acabados: Visia (desde 25.650 euros), Acenta (+3.050 euros), N-Connecta (+2.550 euros), Tekna (+2.850 euros) y Tekna+ (+2.550 euros). En principio, la versión estrella está conformada por el motor 1.3 de 140 CV, la caja manual, el nivel N-Connecta y la tracción delantera.

La tracción 4x4 solo puede combinarse con el propulsor de 158 CV, la transmisión XTronic y los acabados N-Connecta, Tekna y Tekna+. Por cierto, hay una edición especial, denominada Premiere Edition y disponible con ambas mecánicas de gasolina, desde 31.850 euros. Todas las tarifas que acabas de ver no incluyen los descuentos ni las rebajas por financiación. 

Nissan Qashqai 2021, primera prueba

Visto lo visto, ¿alguien duda de que el Nissan Qashqai 2021 va a seguir siendo el SUV más vendido durante los próximos años? Mira que hay rivales, pero el modelo japonés continuará siendo el jefe del segmento. Pocos, muy pocos, apostarían por lo contrario...

Nissan Qashqai 1.3 DIG-T MHEV 140 CV 4x2 N-Connecta

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.333 cm³
Potencia 140 CV a 5.000 rpm
Par máximo 240 Nm entre 1.650 y 4.000 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 10,2 s
Velocidad máxima 196 km/h
Consumo 6,4 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,42 m
Anchura 1,84 m
Altura 1,62 m
Peso en vacío 1.330 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 504 l
Precio base 31.250 euros