El futuro de Ferrari es térmico, híbrido y eléctrico porque "cada motor es capaz de garantizar las emociones de conducción típicas de un Ferrari", señalan desde la casa del Cavallino Rampante. Y los Ferrari que pertenezcan a este futuro nacerán en el nuevo e-building de Maranello.

Una nueva fábrica para un nuevo enfoque de la producción, que acaba de ser inaugurada en presencia del Presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, y que entrará gradualmente en funcionamiento a finales de año.

Una fábrica 4.0+1

Un recinto de 25 metros de altura que ocupa una superficie de 42.000 metros cuadrados y para cuya construcción se han invertido unos 200 millones de euros. Cifras aparte, la nueva fábrica responde a la definición de Fábrica 4.0: automatizada, digitalizada y eficiente.

Ferrari e-building
Ferrari e-building

En el mundo del automóvil se están construyendo muchas fábricas nuevas clasificadas de esta manera, pero el proyecto Ferrari e-building es único en el sentido de que estamos hablando de una planta capaz de ensamblar cualquier modelo de la gama. Un detalle nada desdeñable, este último, si tenemos en cuenta que hablamos de coches especiales, producidos en series limitadas y caracterizados por un altísimo nivel de personalización por parte del cliente.

La digitalización total de los procesos abre, por tanto, nuevas oportunidades a Ferrari para racionalizar la producción, lo que debería favorecer la calidad, la flexibilidad y, por tanto, la velocidad de desarrollo de nuevos modelos, en función de la demanda de los clientes y de cómo evolucione el proceso de transición tecnológica.

Ferrari e-building
Ferrari e-building

Y, desde este punto de vista, uno de los aspectos más innovadores es el hecho de que dentro del e-bulding se podrá producir cualquier modelo de la gama Ferrari, desde el 296 hasta el 12Cilindri, pasando por el Purosangue y el Roma... a la espera del futuro Ferrari eléctrico.

La atención puesta en los trabajadores

Luego está el componente de los recursos humanos, que empieza por la calidad del entorno de trabajo en términos de confort acústico, temperatura, zonas verdes y confort visual con la combinación adecuada de iluminación natural y artificial.

 Y por supuesto está la ergonomía de los puestos de trabajo, facilitada por robots "colaborativos" que ayudarán a los trabajadores adaptando su comportamiento a sus necesidades físicas y operativas.

Ferrari e-building
Ferrari e-building

El e-building también incluye un espacio dedicado a la formación de los trabajadores de cara a la electrificación de la marca, con especial atención a los motores eléctricos y la química de las baterías y los procesos, como el montaje: un reciclaje del personal que comenzó hace dos años.

El hogar del primer Ferrari eléctrico

Como ya se ha dicho, el primer modelo eléctrico de la marca se fabricará en el e-building, a partir de 2025. Todavía no se sabe nada oficial en cuanto a especificaciones técnicas, pero se ha adelantado un aspecto interesante de la estrategia de producción: los componentes fundamentales, como el motor o las baterías de alto voltaje, se construirán allí.

Ferrari e-building

100% autoproducción y 100% energía renovable

Cero emisiones será toda la planta, porque uno de los objetivos es la autoproducción total de energía, que se logrará el año que viene gracias a la instalación de 3.000 paneles solares con una potencia total de 1,3 MW.

"Se han adoptado varias soluciones de vanguardia", especifica Ferrari, "para reutilizar la energía y el agua de lluvia en el ciclo de producción. Por ejemplo, más del 60% de la energía utilizada para las pruebas de baterías y motores se recuperará mediante acumuladores y se redirigirá para alimentar nuevos procesos".

La misma zona donde se ubica el campus se ha reurbanizado sin consumir suelo, sustituyendo viejas estructuras industriales obsoletas y muy dispersas energéticamente, en una operación que ha afectado a unos 100.000 metros cuadrados.

¿Cómo llegar a ella? Siguiendo una vía de servicio o un carril bici de 1,5 km.

Galería: Ferrari e-building