Ferrari sólo fabricó 349 ejemplares del F50 entre 1995 y 1997, lo que lo convierte en un exclusivo superdeportivo clásico. Sin embargo, la marca italiana también produjo una serie limitada de 19 coches de preproducción, seis de los cuales fueron a parar a miembros de la familia real de Brunei. Éste es uno de ellos, pero a diferencia de otros, conserva el volante a la izquierda.

DK Engineering ha puesto a la venta esta rara joya y ha publicado un vídeo en el que se muestran todas las sutiles diferencias entre este coche de preproducción y el F50 'normal'. A éste le falta el compartimento de carga delantero, por ejemplo, mientras que los ventiladores dobles tienen un centro dorado en lugar de ser totalmente negros.

El bolsillo de almacenamiento y la bolsa para las herramientas tienen formas diferentes, mientras que falta la etiqueta roja que indica el número de producción de Ferrari adherido a la parte inferior del capó delantero.

Incluso la zona alrededor del parabrisas es diferente; el panel base tiene un acabado satinado en lugar de una capa brillante. En la parte superior del cristal, hay dos orificios de montaje a cada lado en lugar de uno solo. Una mirada más atenta revela que a las tapas de los retrovisores laterales (y al retrovisor interior) les faltan las placas del fabricante.

Ferrari F50 propiedad de Rod Stewart en venta

En la parte trasera, la cubierta del motor de metacrilato tiene tornillos expuestos y rejillas fijadas al panel en lugar de estar moldeadas. En el compartimento del motor faltan la mayoría de las etiquetas que se encuentran en un F50 de serie. Además, las pinzas de freno son doradas en lugar de negras y carecen del logotipo del Cavallino Rampante.

En el interior, un F50 de serie no tiene esos refuerzos laterales rojos en los asientos, ni costuras rojas en el salpicadero o la placa con el número de chasis en el lado del pasajero. Curiosamente, la palanca de los intermitentes está completamente en blanco, mientras que el tintado de los paneles de las puertas, el salpicadero y el umbral lateral no se comparte con los coches cliente.

Ferrari F50 propiedad de Rod Stewart en venta

En el prototipo de preproducción faltan las pegatinas de advertencia de velocidad y la bolsa para sujetar la capota. Este coche tiene incluso un sistema de elevación de la suspensión para levantar el morro del coche y sortear una rampa o el acceso a un garaje.

Este Ferrari F50 se encuentra en un estado impecable y sólo ha acumulado 1.900 kilómetros (1.180 millas) desde su producción en junio de 1995. Ha cambiado de manos varias veces desde entonces, y ahora se encuentra en el Reino Unido, donde está en venta. Obtuvo un certificado de autenticidad de Ferrari en marzo de 2018, por lo que es un verdadero negocio.