En estos tiempos que corren, en los que los automóviles deportivos se pasan a la propulsión eléctrica y, a pesar de sus salvajes prestaciones, adolecen de un tremendo sobrepeso, existen pocas opciones tan puristas y sencillas como el nuevo Nichols Cars N1A. 

Si no te suena el nombre de la compañía, no te preocupes, porque a nosotros tampoco. Resulta que se trata de una firma de automóviles fundada por Steve Nichols, un ingeniero de competición que fue de los primeros en implementar la fibra de carbono en la Fórmula 1.

Nichols Cars N1A

Nichols trabajó en coches tan icónicos como los McLaren MP4/3 y MP4/4, que pilotaron leyendas como Ayrton Senna (el segundo) y Alain Prost (ambos), y después también formó parte de Ferrari, Jaguar, Jordan y Sauber.

Ahora el ingeniero ha decidido lanzar un deportivo de aspecto retro, cuyo precio no se ha anunciado todavía, que inspirado en el McLaren M1A de Grupo 7, un genial prototipo de carreras CAN-AM de los años sesenta, que fue además el primer coche de McLaren.

Los primeros 15 ejemplares del N1A estarán numerados, como un guiño a las 15 victorias en Gran Premio (de 16 carreras) que consiguió el legendario MP4/4 de Fórmula 1 en la temporada 1988, uno de los coches más exitosos de la historia de la categoría reina del automovilismo.

Nichols Cars N1A
Nichols Cars N1A
Nichols Cars N1A

En total, Nichols Cars tiene intención de fabricar 100 exclusivos ejemplares, todos ellos con un enorme bloque 7,0 litros V8 con una potencia de 660 CV, que la marca ha desarrollado sobre la base de un bloque LS3 'small block' de General Motors, con cárter seco, acelerador de control electrónico ('by-wire') y componentes a medida (pistones, bielas...).

La base del biplaza N1A es un chasis de fibra de carbono y aluminio, y cuenta con suspensión independiente en ambos ejes, de dobles triángulos y con barras estabilizadoras. Las llantas, por su parte, son de 19 pulgadas delante y de 20 detrás, con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2.

Nichols Cars N1A

De serie, el motor V8 irá acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades (aunque habrá otras opciones del especialista Graziano) y será montado a mano por expertos de Langford Performance Engineering, donde actualmente están restaurando además antiguos motores V8 y V10 de Fórmula 1.

Uno de los puntos fuertes del coche es que pesa solamente 900 kilogramos, es decir, alrededor de un 10% que un Mazda MX-5 ND, que es uno de los coches deportivos más ligeros del mercado, con permiso de modelos mucho más sencillos como el Caterham Seven y similares. De serie, el N1A incluye control de tracción, ABS y dirección asistida eléctrica, por ejemplo.